INTERNACIONAL

VICTORIAS DE RUSIA Y RUMANIA EN EL INICIO DE LA EURO

Comenzó el show en Bélgica con la inauguración de los grupos A y B. Rusia no perdonó y goleó a Holanda, el local por su parte cayó derrotado ante Rumania.

Rusia – Holanda 7-1
La vigente subcampeona continental se impuso con mucha facilidad a Holanda en el partido inaugural de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA.

Rusia se impuso por un cómodo 7-1 a Holanda en el primer partido del Grupo B de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2014. La vigente subcampeona continental ha venido a por todas a Amberes y así lo ha dejado claro con esta goleada.

El combinado dirigido por Sergey Skorovich salió a por el partido desde el principio, y no tardó mucho en ponerse por delante. Tras un par de sustos en los dos primeros minutos, Cirilo, en su cuarta Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA, adelantó a los vigentes subcampeones cumplido el minuto 3’. El pívot recibió la pelota en banda derecha, y tras una buena maniobra batió a Petrus Grimmelius con su pierna izquierda.

Antes de llegar al ecuador de la primera mitad, Dmitri Lyskov aumentó la ventaja para Rusia al aprovechar una buena asistencia de Ivan Milovanov. Y en el 12’ fue Cirilo el que puso el 3-0 en un lanzamiento directo de falta. Rusia quiso demostrar desde el principio que es una firme candidata al título, y en el 15’ Eder Lima hizo el 4-0 con un soberbio remate de volea tras un saque de esquina de Sergei Sergeev. Con ese cómodo resultado para los rusos se llegó al descanso en el Lotto Arena de Amberes.

No bajó el ritmo Rusia tras la reanudación, y antes del 25’ Sergeev y Robinho ampliaron la ventaja para los campeones en 1999. Holanda no tuvo opciones en ningún momento, pero recortó distancias con un tanto de Mohamed Attaibi (jugador que milita en el equipo de Amberes) en el 28′. El tanto espoleó a los de Marcel Loosveld, que gozaron de dos buenas ocasiones acto seguido. Pero fue un espejismo, y enseguida Rusia recuperó el mando. En el 35′, Lima restableció el orden con el 7-1.

El próximo partido de la sección medirá a Portugal con Holanda el jueves, y los de Loosveld deberán evitar la derrota si no quieren quedar eliminados a las primeras de cambio.

 

Bélgica – Rumanía 1-6
La selección belga no supo aprovechar sus ocasiones y fue goleada por un combinado rumano muy acertado en la finalización.

Rumanía ha derrotado 1-6 a Bélgica, selección anfitriona, en el primer partido del Grupo A de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2014.

El combinado local llegaba al torneo después de haber perdido seis y empatado dos de los ocho partidos disputados en las anteriores ediciones de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA. Por si eso fuera poco, Rumanía se impuso en los dos partidos disputados a domicilio ante Bélgica hace once meses.

A pesar de los malos presagios, los locales gozaron de las primeras ocasiones del partido, pero fue Emil Răducu quien adelantó a Rumanía con un disparo raso al palo largo en el 4’. Los locales, apoyados por una animada afición, no bajaron los brazos y siguieron buscando la portería defendida por Vlad Iancu.

Sin embargo, Rumanía demostró una precisión clínica, y en el 15’ Florin Matei hizo a placer el 0-2 tras una espectacular jugada de Dumitru Stoica. Demasiado castigo para una selección local que no dejó de intentarlo hasta que se llegó al descanso en el Lotto Arena de Amberes.

La segunda parte tuvo un guion similar al primer acto en sus primeros minutos, y a pasar de alguna ocasión local, fue Rober Lupu quien hizo el 0-3 en el 23’ al mandar a la red un buen pase de Stoica. Los locales reaccionaron bien esta vez, y Omar Rahou recortó distancias acto seguido al rematar en el segundo palo un pase del capitán belga Karim Chaibai.

El tanto encendió a la afición local, que trató de empujar a los suyos en busca de un tanto que le metiera de lleno en el partido. Sin embargo, fue Matei quien pudo ampliar distancias en el 30′, pero su tremendo remate de volea se estrelló en el larguero de la portería defendida por David Morant. El elegante zurdo rumano se rehízo poco después, sirviendo la pelota en bandeja para que Marian Șotărcă pusiera el 1-4 en el luminoso de la ciudad flamenca.

Aún hubo tiempo para ver una espectacular acción, propiciada por el portero-jugador de Bélgica en los minutos finales. El meta rumano Iancu sacó provecho de una pérdida local para marcar el 1-5 desde su propia área. Por si fuera poco, Bélgica jugó los dos últimos minutos con uno menos tras la segunda tarjeta amarilla de Rahou y Saad Salhi se marcó el definitivo 1-6 en propia puerta. Ahora, Rumanía se medirá a Ucrania el jueves en busca de una plaza entre los ocho mejores del continente.

Fuente: UEFA

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba