INTERIOR

UNA CRÍTICA NACIONAL

Tras la consagración de Boca en el Torneo Nacional de Misiones, las voces se hicieron escuchar y coincidieron en algo: mala organización, sin una cara visible, hospedajes deplorables, traslados que no estaban a la altura, alimentos en mal estado y mucho más. Mauro Taffarel (Boca), Nacho Caviglia (River) y Martin Solzi (USAR) contaron sus historias.

Mauro Taffarel, capitán del Boca pentacampeón pasó por los micrófonos de A Dos Toques Radio y explicó lo vivido durante la semana pasada más allá de la consagración: «Nunca jugué un torneo tan mal organizado, nos levantabamos todos los días pensando que más nos iba a pasar. Llegamos a Posadas y tardaron dos horas en venir a buscarnos. La organización falló y mucho, parecía que nos tomaban el pelo, nos transportaban a 20 personas en una combi para 8, algunos viajaban en sillas playeras, los transportes llegaban siempre tarde. Los vestuarios estaban inundados, no había lugar para sentarse y nunca vimos un organizador o una cabeza para tener con quien hablar. La organización no estuvo a la altura, si queremos que esto crezca no pueden pasar estas cosas. Cuando viajamos de Posadas a Puerto Iguazú los únicos que tuvimos alojamiento fuimos nosotros porque nos dio un amano la gente de la Peña de Boca. Barracas y River tardaron en conseguir hospedaje. Si ellos tomaban la medida de bajarse del torneo, seguramente los íbamos a acompañar. No había prensa, nadie informaba nada, tuvimos la suerte que una mamá de River filmaba los partidos por Facebook».

El capitán de River, Ignacio Caviglia también dio su punto de vista y explicó lo sucedido: «Para empezar que superpongan el Nacional con la fecha de la Copa Libertadores ya da que hablar y eso es injusto. Después llegamos a Posadas y no teníamos asignado un hotel.  Nos querían mandar a uno donde los colchones parecían fetas de jamón. La comida era un desastre, los traslados también. Los chicos de Rosario se tenían que mover en taxi. No sabíamos quien era la organización, llegamos a Puerto Iguazú y nos mandaron a unas cabañas donde teníamos que caminar 7 cuadras con los bolsos. Nos enteramos que Barracas le ganó 14 a 0 a Benjamín, el equipo organizador, eso nos generó dudas, da que pensar que querían un cruce River vs Boca (CLARO MENSAJE PARA LA ORGANIZACIÓN). En la cancha no había vestuarios, terminamos con chicos intoxicados en el hospital y con suero».

Por su parte Martín Solzi, referente de Usar de Rosario, también dialogó con A Dos Toques y contó las vivencias de su equipo en Misiones: «Fue todo una locura, una verguenza lo que tuvimos que pasar! Fuimos a jugar una semi en taxi y después de viajar 13 horas,de esperar cinco que nos cambien de hotel, al que nos habían mandado era impresentable. Los traslados llegaban siempre tarde, no nos atendían el teléfono, pasaron miles de cosas. En Posadas la comida no estaba mal, la hacían los chicos de un club y a pulmón. Era siempre la misma pero estaba bien. En Puerto Iguazú siempre había que esperar. Eran dos mesas para cuatro clubes y los árbitros. Terminamos con 8 jugadores intoxicados. Nadie daba la cara, no había un organizador presente. Todos los días nos levantabamos con una sorpresa. En Posadas los vestuarios estaban inundados y a veces cerrados, nos cambiabamos abajo de una tribuna, no siempre había agua caliente para bañarse. En Puerto Iguazú no había vestuarios, solo un inodoro con una ducha donde el agua salía congelada. Los traslados eran vehículos para 10 personas y nos querían meter a 18, después estuvimos seis horas en la vereda para que nos consigan un hospedaje»

Siguiendo con las críticas, la prestigiosa página Formosa Futsal también se expresó en las redes sociales y contó un fragmento de lo vivido por Sindicato de Correos: «El equipo llegó al Nacional con solo 4 partidos disputados este año en el torneo local.Mientras Boca, River, Barracas y USAR se alojaron en hoteles del centro posadeño, los jugadores formoseños vivieron 4 días en una habitación, con frágiles cuchetas en el albergue del estadio donde se disputaron los partidos. La comida tampoco fue de la mejor y, debían trasladarse 5 km., ida y vuelta, para desayunar, almorzar y cenar».

 

UNA CRÍTICA NACIONAL
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba