PRIMERA A

UN PARTIDAZO SIN FESTEJOS

matiedel

Mati Edelstein gritando su gol. Hebraica lo ganaba 5-1 pero no pudo mantenerlo.

Boca y Hebraica jugaron un gran encuentro que terminó con ambos equipos sufriendo por lo que habían dejado pasar. Los de Noriega no pudieron mantener el 5-1 y tuvieron que conformarse con el empate mientras que el equipo de Meloni dejó pasar otra chance para acercarse a Pinocho y ya son 6 puntos lo que dejó en el camino y si mañana ganan los de Urquiza, la diferencia será de 9.

Mauro Taffarel abrió el marcador para el Xeneize pero luego con un doblete de Giupponi y otro de Mati Edelstein, Hebraica lograba irse al descanso por 3 a 1 arriba, algo que ya había logrado en reiteradas ocasiones contra Boca, amargándolo en distintas oportunidades.

La segunda parte, la reacción de Boca se hizo esperar ya que la visita pegó y por duplicado para ponerse 5 a 1 con goles de Pastor y Mosenosn, un resultado que si bien no cerraba el partido, dejaba bien parado a los de Pilar y con una dura tarea para el local que veía como se le iba el invicto y las ilusiones de remontada.

Sin embargo el arquero jugador empezó a dar resultado y promediando la segunda parte con un par de goles en un minuto de Amas y Lucho Gonzalez, la diferencia pasaba a ser de dos y el final totalmente incierto.

A cinco minutos del final aparecía Vaporaki para descontar y ponerse a 1 y a dos minutos llegaría la euforia ya que Hernan Garcías igualaba el encuentro en 5 para hacer delirar al Xeneize que se ilusionaba con la remontada y los tres puntos.

Sin embargo eso no pasó y Hebraica tampoco pudo reaccionar para poder golpear y finalmente ambos tuvieron que conformarse con lo que ninguno fue a buscar, el empate.

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba