PRIMERA A

¿SUERTE DE CAMPEÓN?

Boca empató, agónicamente, un partido complicadísimo. San Lorenzo golpeó en el primer tiempo y en el complemento aguantó la victoria durante 19 minutos y 59 segundos. Taffarel puso el 2 a 2 a cuatro décimas tras una jugada colectiva a la perfección. Con este resultado el xeneize llegará a la última fecha por encima de Pinocho, su próximo rival. Santos se pierde dicho encuentro ya que fue expulsado por protestar.

Boca realiza un torneo casi excelente. Le sacó seis puntos de ventaja a Pinocho a falta de nueve en juego. Pero, aún, no le alcanzaba para relajarse y alcanzar el título. Tenía tres finales por delante, le quedan dos. La primera fue anoche, frente a un durísimo San Lorenzo que, pese a la gran cantidad de bajas que sufrió durante todo el Clausura, tenía con qué complicarle la existencia al puntero.

Y los de la Ribera tuvieron que esmerarse para rescatar un punto. Porque el ciclón de Fabián Lopez lo incomodó y mucho. Corrió, luchó, fue oportuno en la primera parte para sacar ventaja de dos goles y luego defendió.
Valdés abrió el marcador luego de una buena jugada individual de Bagnato. El trámite de la parte inicial fue parejo, con llegadas en ambos arcos. A los 18 minutos San Lorenzo dio el segundo golpe. Navarro cumplió con la ley del ex y puso el 2 a 0 parcial cuando moría el primer tiempo. El entretiempo llegó con muchas dudas del lado xeneize.
En el complemento Meloni apeló al cuarteto inicial casi durante todos los 20 minutos. Realizó pocos cambios. A los dos minutos Custodio con un zurdazo cerca del área superó la valla de Mitelli, quien reemplazaba a Gramuglia. El uruguayo ya había estrellado el travesaño en la jugada anterior.

San Lorenzo no cruzaba la mitad de la cancha. Boca lo arrinconaba en su campo pero no encontraba una situación clara para empatar. La figura de Navarro crecía con el correr de los minutos, impasable e inteligente para ordenar a sus compañeros. Costas, quien volvió frente a Nueva Estrella, con un disparo desde lejos casi  iguala el partido pero el travesaño se lo negó. El reloj se convirtió en un rival más para los dirigidos por Meloni. Los nervios aumentaban. Más cuando Mitelli tapó, extraordinariamente, un zurdazo de Custodio dentro del área. Santos a los 17 minutos recibió la primera amarilla por protestar. Y 28 segundos más tarde el 10 sufrió la segunda amarilla que dejaba a su equipo con uno menos en el momento más importante. A Boca se le venía la noche, pero arriesgó en desventaja numérica. Meloni mandó a Lucho Gonzalez de arquero jugador. Boca atacaba sin arquero, cualquier error hubiese significado la derrota. Tamborelli estuvo cerca cuando fue a presionar a Costas y su remate desde el propio campo salió desviado.

Pasaron los dos minutos con el hombre de más. 32 segundos quedaban para la hazaña. Entró Gravina en el arco para salir jugando pero un mal pase le dio un lateral defensivo a San Lorenzo cuando faltaban 9 segundos. Se reinició el encuentro. Boca presionó en la salida e hizo que Navarro juegue el bochazo largo, Gravina recuperó la posesión cabeceando fuera de su área, quedaban 6 segundos. Lucho recibió el “pase” de Gravina y encaró, cruzó la mitad de cancha y tocó con Costas que estaba recostado sobre la izquierda, tiró un buscapié y encontró a Custodio en posición inmejorable para parar la pelota y definir rápido porque Tamborelli llegaba rápido al cierre, pero el uruguayo sorprendió a todos. Con la cabeza fría en el momento justo tocó la pelota dentro del área para la llegada de Taffarel que de primera pateó y dejó sin respuesta a Mitelli. 4 décimas de segundos restaban. Y Boca gritó. Y Boca festejó. Salvó el invicto y la chance de llegar a la última fecha por encima de Pinocho, pensando el peor resultado la semana que viene.

La fortuna jugó para el puntero. Si bien pudo haber empatado el encuentro antes, llegó cuando todos creían que se le escapaba. La característica de Custodio, ese jugador que parece no le calienta nada ni le pesa nada apareció en el momento justo. Para tener los ojos abiertos y no ser egoísta.

Pasó la primera final y Boca salió parado. Perdió dos puntos pero por como se dio el partido ganó uno.

El fin de semana que viene tiene otra, nada menos que contra Pincho. Con un empate le alcanzará para gritar Campeón. Está a un paso.

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba