PRIMERA C

SIGUE PRENDIDO

En el cierre de la fecha 24, los Guerreros vencieron 3-0 a Ituzaingó en condición de visitante y alcanzaron los 57 puntos para seguir reafirmándose en los puestos de ascenso de la Primera C. Federico Esposito, Federico Palahy y Christian Cahuana Murillo anotaron los tantos del elenco dirigido por Mraiano Maida.

Gimnasia se impuso en cancha de Ferro Carril Oeste de Merlo, se puso a nueve del líder Don Bosco y se alejó a diez puntos del tercero, mientras aún adeuda la fecha 22. Además estiró su racha sin conocer la derrota en tiempos regulares a dieciséis partidos.

En el comienzo se visualizaron claramente dos estilos totalmente diferentes. El elenco de Maida manejó la pelota y se situó en campo rival; mientras el Verde se centró en defender atrás de mitad de cancha para salir de contragolpe. Si bien al Lobo le costó generar grandes situaciones, primero avisó con remates de Palahy y Mendoza, y más tarde llegó a la apertura del marcador aprovechando un contraataque con Espósito, que eludió al arquero y definió con el arco vacío.

A los once minutos, Ituzaingó tuvo su primera situación de peligro con un remate al palo que terminó en saque de arco para el conjunto albiazul. A partir de allí, el encuentro se emparejó y las ocasiones de gol escasearon en el Polideportivo de Merlo. Sobre el final de la primera mitad, Cafure, que ya había contado con una chance, tuvo un remate que dio en el travesaño y le impidió aumentar la diferencia.

En la segunda etapa, se dio un juego de mayor fricción y roce, donde ambos equipos sumaron  un gran número de faltas. El Lobo siguió dominando el balón, sumó un remate de Palahy y otro de Ampuero que no pudo concretar; tampoco logró sacar ventaja de la expulsión de un adversario. Por su lado, el elenco local siguió con su postura de esperar en su campo y salir rápido de contra, aunque sin llevar peligro al arco de Cahuana Murillo.

En la segunda mitad del complemento, el Mens Sana hilvanó una gran jugada colectiva que culminó en el remate desviado de Espósito. Pero pocos minutos después el golpeó por duplicado. Primero, desde una jugada de un lateral en la que el Lobo tuvo un poco de fortuna, apareció Palahy en el segundo palo para ampliar el marcador; luego Cahuana Murillo se hizo cargo de una disparo de sexta falta, que provino de una infracción a Cafure, y la clavó en el ángulo derecho. En la parte final del cotejo, los de Ituzaingó contaron con tres oportunidades que acrecentaron la figura del golero albiazul por mantener el cero en el arco.

Los Guerreros sumaron un triunfo fundamental para reafirmar su condición de escolta y candidato a uno de los dos ascensos directos que otorga la Primera C. Pese a no haber mostrado su mejor versión, Gimnasia controló la mayor parte del encuentro a partir de la tenencia de la pelota y la eficacia en las oportunidades claras de gol.

SIGUE PRENDIDO
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba