GLORIAS

3
O

ESTRELLA

Resultado Final - GOLES PT: GABRIEL DAVALOS (G); GOLES ST: GABRIEL DAVALOS (G) Y GABRIEL DAVALOS (G).
PRIMERA B

SIGUE AL ACECHO

Glorias venció 3 a 1 como local a Estrella de Boedo y continua a la espera de un tropezón del lider Estrella de Maldonado. Para los locales la gran figura de la noche fue el goleador, Gabriel Dávalos, que completó un triplete y otra gran actuación para dejar a tres puntos del líder con un partido menos frente al díficil equipo de Don Bosco.

Las realidades de los equipos no era disímiles, sin embargo, la presión estvuo puesta en el equipo de Cristian Maceri. A pesar de haber ganado en su ultima presentación aún quedaba el sabor amargo de la derrota como local frente a CIDECO, más aún a sabiendas de los puntos que dejaron tanto el Lobo de La Plata como Estrella de Maldonado.

El factor común que presentaron ambos equipos fue la falta de presición a la hora del juego colectivo. Esto desencadenó que el juego se tornará friccionado y con pocas intervenciones de los arqueros Matias Quevedo y Matias Otero en ambos conjuntos. El gol tempranero de Gabriel Dávalos le permitió a Glorias cederle el esférico a la visita pero no así el protagonismo del partido.

Los de Boedo se fueron acercando al arco de Otero que supo responder con solvencia en más de una oportunidad. En tanto que los locales tuvieron chances, más aisladas que la visita, pero que contuvo bien el ex campeón del Mundo, Quevedo.

Ya sobre el epílogo del encuentro, apreció nuevamente Dávalos para cerrar el resultado con un doblete a pura contundencia que desacomodó todo el trabajo hecho por el equipo de Tuta Torres y compañía.

Estrella buscó evitar las transiciones continuas que propone Glorias y lo consiguió practicamente durante todo el encuentro. Falló a la hora de definir y sobre todo de mantener la calma en un contexto donde tenía grandes chances de empatarlo.

Glorias de Tigre es escolta por méritos propios, porque golpea en los momentos justos y consolidó un equipo fuerte desde lo anímico para sobrellevar las derrotas. Aprendió a sufrir los partidos, algo que, aunque no parezca, en los tiempos que corren es una virtud.

Por Mauro Avila –

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba