BOCA

2(5)
(6)2

S.LORENZO

Resultado Final - GOLES PT: TOMAS PESCIO (SL) Y SANTIAGO BASILE (B); GOLES ST: THOMAS BAISEL (SL) Y ANDRES SANTOS (B).
PRIMERA A

¡SAN LORENZO BICAMPEÓN!

En un partido épico y emocionante, que se definió en una interminable tanda de penales, el Ciclón volvió a tener al pibe Luka Bnetik como héroe en el arco, le ganó la Final a Boca y desató la fiesta en el Quinquela Martín. En el tiempo regular había igualado 2 a 2 en un verdadero partidazo.

Boca y San Lorenzo se medían en la tercera y última final del Playoff, con el antecedente de que ambos habían ganado su encuentro como visitante y sabiendo que la serie estaba 1 a 1. No había margen de error, el que ganara gritaría “campeón”. Las piernas pesaban, claro, se habían enfrentado 48 horas antes y los más de mil hinchas Xeneizes que coparon el Quinquela disfrutaron de un espectáculo que tuvo de todo.

De entrada ambos equipos dispusieron de chances para ponerse arriba, sin embargo Lucas Farach y Brian Steccato tuvieron una soberbia tarea en los arcos. Tomás Pescio, revelación absoluta del certamen, abrió la cuenta con un buen giro adentro del área pero enseguida apareció Santi Basile, de doble penal, para poner las cosas 1 a 1. Sobre el final del primer tiempo y cuando todo transcurría con tranquilidad, Juan Rodríguez vio la tarjeta roja en el banco visitante por patera una botellita de agua que tomó una parábola increíble y cayó peligrosamente cerca del banco de suplentes local.

En el complemento el factor “nerviosismo” fue gran protagonista, el Ciclón fue más incisivo pero se topó con atajadas tremendas de Lucas Farach. Los conducidos por Hernán Basile también generaron las suyas pero no pudieron vencer la resistencia del Ninja Steccato. A los 13 minutos Thomas Baisel, uno de los puntos más altos del equipo en la temporada, inventó una tremenda jugada personal por la banda y definió con clase para volver a poner arriba a San Lorenzo. Sin embargo la alegría duró poco, ya que dos minutos más tarde apareció la experiencia de Andrés Santos para bajar una pelota de la estratósfera, fusilar a Steccato y decretar el 2 a 2 que sería el resultado final.

A la hora de los penales se vio una tanda cargada de tensión, ambos equipos habían disputado casi 40 partidos en la temporada por torneo local y la suerte del “campeón” se definiría con remate desde los seis metros. Como en las series ante Pinocho y Hebraica, Figu Antonelli cambió a Steccato por Luka Benyik y el pibe de 18 años volvió a convertirse en héroe, no solo porque le atajó el remate a Alamiro Vaporaki cuando ya había errado Lucas Bolo y la serie se puso negra, sino porque le atajó la séptima ejecución a Lucas Maina y desató la locura del pueblo azul grana que retuvo la corona, gritó “bicampeón” en La Boca, sacó boleto para la Fase Final de la LNFA 2019 y sueña con disputar otra Copa Libertadores.

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba