JUEGOS DE LA JUVENTUD

«ESTE GRUPO SE FORMÓ PARA NO DEJAR NADA GUARDADO»

Rodrigo Álvarez, autor del primer gol argentino en la historia de los Juegos Suramericanos de la Juventud, dialogó con el sitio oficial de la AFA.

Desde ayer y para siempre será el jugador que hizo el primer gol argentino en la historia de los Juegos Suramericanos de la Juventud, se trata de Rodrigo Álvarez, el jugador de Boca que, ayer y hoy, abrió el camino para las victorias argentinas en Rosario.

Rodrigo tiene 17 años y desde los 14 juega al futsal en Boca, donde hizo 5° a 3° categoría. Empezó jugando a Baby en el Club El Trébol, en Wilde, luego pasó al futsal, primero en el Fátima, también en Wilde y ahora en Boca Juniors.

Antes de ingresar en el futsal de Boca, tuvo dos pasos fugaces por el fútbol, primero en Lanús y luego en San Lorenzo.

– “Me sentía muy bien para el partido. Hacer un gol fue lo máximo, otra cosa, más lindo aún. Lo disfruté muchísimo porque con estos colores es hermoso”.

 “Se lo conté después a los chicos, lo que disfruté, fue el partido que más disfruté hasta hoy, jugamos un lindo partido, los dos, Argentina y Paraguay, los dos dimos todo y fue un muy lindo partido dentro de la cancha y me parece que desde la tribuna también”.

“Este grupo se formó para no dejar nada guardado. Ayer empezamos perdiendo con un gol temprano, pero supimos darlo vuelta”.

Su nombre, desde ahora, quedará en la historia de estos juegos y de la Selección, como el autor del primer tanto argentino en la historia de los Juegos Suramericanos de la Juventud. Hoy, además, le tocó además convertir otra vez el primero de Argentina, el que abrió el camino a la segunda victoria y el pase a semifinales.

Hoy, que estuvo en la planilla como titular hasta 30 minutos antes del inicio, cuando el técnico, Nicolás Gulizia, decidió “guardarlo” porque arrastraba una fatiga muscular. Cuando entró en el segundo tiempo, con pocos minutos jugados, lo hizo para hacer el primer gol.

“La dedicatoria en el gol fue, como siempre, para mi mamá, que siempre estuvo ahí, siguiéndome, a cualquier hora, en cualquier cancha, alentándome desde la tribuna; en 2020, en la pandemia, la perdí, por el COVID, me tatué una frase para ella, la llevo en mi corazón y siempre mis goles van a ser para ella”.

“El día que te fuiste al cielo fue el día más triste de mi vida, Dios a ti te dio alas y a mi me arrancó el corazón”, dice Rodrigo en su brazo, y su corazón.

Fuente: AFA

«ESTE GRUPO SE FORMÓ PARA NO DEJAR NADA GUARDADO»
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba