MUNDIAL 2020

¡QUE VENGA BRASIL!

La Selección Argentina se metió en las semifinales del Mundial del Lituania luego de una tanda de penales para el infarto. En el tiempo regular y en el alargue igualó 1 a 1 ante Rusia y en los tiros desde los seis metros aparecieron Nico Sarmiento y Lucas Farach para convertirse en héroes y para meter al conjunto albiceleste entre los cuatro mejores equipos del certamen. El miércoles se viene Brasil.

El equipo dirigido por Matías Lucuix sigue agigantando su leyenda en la defensa de la corona, en un partido muy cerrado y en el cuál el arquero Nicolás Sarmiento fue una de las grandes figuras, volvió a dar una muestra de carácter. Estuvo arriba en el marcador en la segunda etapa con el golazo de tiro libre de Leandro Cuzzolino, pero sufrió por el exceso de faltas, llegó rápido a la penalización y los europeos lograron el empate a falta de cinco minutos con la conquista de Artem Antoshkin.

Argentina se la jugó con Pablo Taborda como arquero en los instantes finales pero no pudo penetrar la defensa rusa y hubo que ir al tiempo suplementario. En esos diez minutos no pasó demasiado, hubo una chance por lado, Titi Borruto desperdició un mano a mano y Nico Sarmiento se hizo enorme al detenerle un doble penal a Asadov para decretar que el resultado final iba a ser 1 a 1 y que el semifinalista se definiría por penales.

El conjunto albiceleste comenzó mejor en la tanda desde los seis metros, Lucas Bolo convirtió el suyo y Sarmiento le detuvo el remate a Abramov en el siguiente. Luego la metieron consecutivamente Santi Basile, Robinho, Mati Edelstein y Eder Lima. En el cuarto penal argentino el palo le negó el grito a Damián Stazzone y Antoshkin puso las cosas 3 a 3 cuando todavía restaba un disparo por lado.

Leandro Cuzzolino asumió la responsabilidad del quinto penal pero Putilov le adivinó la intención, desvió su remate y le dio la chance a Rusia de meter para ganar y meterse en semis. Sin embargo Sarmiento tendría un capitulo más en su saga de superhéroe, se lució ante la ejecución de Chishkala y le dio vida a la Selección Argentina para ir a definir a la serie de uno.

Ángel Claudino no falló y el propio Asadov cambió penal por gol para dejar las cosas 4 a 4. Pablo Taborda metió el suyo y el experimentado Romulo tenía la responsabilidad de meter para seguir en carrera. Lucas Farach, que no había podido en el tercer penal ante Eder Lima, volvió a ocupar el arco y metió la atajada de su vida para gritar que Argentina es semifinalista de la Copa del Mundo y que el sueño del bicampeonato sigue intacto.

Fue 5 a 4 en unos penales para el infarto y en semis se vendrá el clásico sudamericano ante un Brasil que mete miedo, pero que sufrió más de la cuenta para vencer a Marruecos en su cruce de Cuartos de Final.

Foto: @argentina

¡QUE VENGA BRASIL!
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba