INTERNACIONAL

¿POR QUÉ FALCAO NO JUGÓ EN ESPAÑA?

Ahora que Alessandro Rosa Vieira, más conocido como Falcao y considerado uno de los mejores jugadores del mundo, ha anunciado su retirada a final de año, poniendo fin a una excelsa carrera de más de 20 temporadas, numerosos aficionados todavía siguen preguntándose porque el astro brasileño nunca jugó en la LNFS. En este rincón de Futsal de SEUR, el prestigioso Gustavo Muñana cuenta, con imágenes inéditas, el día que ‘O Rei’ ‘firmó’ por el Jimbee Cartagena en 1999.

A sus 41 años, Falcao, con 401 goles en 258 partidos, es el mayor anotador de la historia de la selección brasileña, con la que ganó los Mundiales de 2008 y 2012 y también disputó los de 2000, 2004 y 2016. Además, es el único jugador de fútbol sala que ha sido elegido más de tres veces como el mejor del mundo, una distinción que obtuvo de la FIFA en 2004, 2006, 2011 y 2012. Un fenómeno de masas que cuenta con más de 4 millones de seguidores en las redes sociales.

En Brasil, goza del mismo estatus que otras leyendas del deporte como el triple campeón de Fórmula 1 Ayrton Sena o el tenista Gustavo Kuerten. Además, al igual que otro mito como Pelé, Falcao no necesitó jugar en Europa para ser el jugador más mediático de la historia y una de las leyendas del Futsal. Sin embargo, al igual que el ‘O Rei’ de fútbol, el ‘O Reí’ de Futsal siempre fue un objeto de deseo de los grandes clubes de la LNFS.

Solo uno llegó a ‘ficharlo’. Y fue el Jimbee Cartagena. El conjunto de la ciudad portuaria tuvo los derechos federativos en el viejo continente de Falcao. En una operación de la que hasta ahora se desconocían muchos detalles, Roberto Sánchez –el actual director deportivo del conjunto cartagenero- logró que en 1999, una estrella en ciernes firmase un precontrato para jugar en España.

Falcao tenía 22 años y jugaba en el imponente Atlético MG de Miltinho, que logró el título de Liga ante el Río Miécimo en una final épica con 25.713 personas en el Mineirinho (sigue siendo el récord mundial de asistencia a un partido de Futsal). Marcó tres goles aquel 8 de agosto de 1999 (5-4) y con 37 tantos fue el segundo mejor anotador de un equipo plagado estrellas. Rogerio, Cidao, Cacau, Indio, Rabicó o Lenisio y Manoel Tobías (máximo goleador con 52 tantos, cifra que sigue sin superarse a día de hoy en la competición brasileña). Otras dos leyendas del Futsal mundial que paradójicamente, sí acabaron jugando en Cartagena, bajo el paraguas económico del Polaris años más tarde.

Pero cuatro temporadas antes, Falcao pudo desembarcar en España. De hecho lo hizo para conocer La Manga. Invitado por el presidente del Cartagena, Antonio Mínguez, el jugador brasileño visitó nuestro país durante 7 días para discutir los términos de una incorporación, que nunca se llegó a concretar. A pesar de que el por aquel entonces gerente, Roberto Sánchez, había conseguido lo impensable. La rúbrica del jugador brasileño más codiciado del planeta en un precontrato, que es hoy un bonito recuerdo convertido en noticia y del que por primera vez salen unas fotografías que hasta ahora habían estado guardadas a buen recaudo durante 19 años.

La historia es cuando menos curiosa. Roberto Sánchez viaja a Brasil acompañado de su entrenador, el paraguayo Adolfo Ruiz Díaz, para ver la Taça (Copa) de Brasil. Acreditado como periodista, en la semifinal, Falcao sufre un percance en su rodilla y es trasladado al vestuario. El director técnico del Cartagena no dudó en bajar a la zona mixta y acceder a la sala en la que el astro brasileño estaba siendo tratado por el médico y el fisio del Atlético MG. Ante la incredulidad del jugador, Sánchez se presentó, le transmitió su gran interés por ficharle y no dudó incluso en ofrecerle una clínica en Barcelona para su recuperación.

 

Al acabar el partido, el técnico Miltinho se dirigió al vestuario para interesarse por su joven jugador y cuando se encontró con Roberto Sánchez en el interior, mantuvo una acalorada discusión con el dirigente español, que antes de ser desalojado por el personal de seguridad tuvo tiempo para intercambiarse el correo electrónico con Falcao. Y vía email, fue invitado a venir a España y aceptó. En Cartagena, firmó un precontrato en español, pero por recomendación del abogado del club, fue también rubricado por Cacau –que ya jugaba en el equipo cartagenero- como testigo y traductor del texto en portugués para dar fe de lo que firmaba.

El astro brasileño mira atrás con una sonrisa nostálgica y no duda en reconocer que “me hubiera gustado jugar en la Liga Nacional de Fútbol Sala. Dos o tres temporadas allí hubiera estado bien, pero no fue posible. En 1999 era demasiado joven como para marcharme a Cartagena”. Estigmatizado durante años como la ‘némesis’ de futsal español por sus enfrentamientos con La Roja en los Mundiales de Guatemala y China Taipei, Falcao dirá adiós como un símbolo del futsal mundial y contando con el reconocimiento y admiración del público español que siempre quiso verle en la LNFS.

El equipo melonero mantuvo los derechos federativos de Falcao en Europa de 1999 a 2004 y año tras año sondeó su incorporación, pero el jugador declinaba la invitación. Al acabar aquel precontrato, el otro equipo de la LNFS que estuvo a punto de ficharlo fue Playas de Castellón. Javi Sánchez no consiguió su firma, aunque el ala reconoce que “estuve muy cerca de aceptar su oferta”.

El director general del conjunto castellonense estuvo en la casa de Falcao en Jaraguá do Sul. El legendario pívot extremeño tenía carta blanca de su presidente, Agustín Poyatos, para cerrar el fichaje del que FIFA había dicho por primera de las cuatro veces que lo ha logrado en su carrera que era el mejor jugador del Mundo. Playas acaba de contratar al entrenador PC Oliveira y a Pablo (Carlos Barbosa) y Javi Sánchez quería volverse de Brasil con la firma del jugador, pero no fue posible.

Sánchez –que mantiene una amistad personal con Falcao e incluso un grupo de whatsapp con otros ilustres como Kike Boned o Julio García Mera- recuerda que “era la megaestrella que todo el mundo quería fichar. Le ofrecimos un gran contrato y las condiciones de estabilidad necesarias para desembarcar en la LNFS. Le pareció muy atractivo llegar a España con PC de entrenador, pero su apuesta fue continuar en un país que era una potencia económica en ciernes”.

Si por aquellos entonces Brasil era un gigante a punto de despegar, Falcao ya era el icono de otro emporio futsalero de leyenda como el Malwee. Con onerosos contratos de patrocinio personales firmados, que perdería si abandonaba su país, la estrella entendió que “ya era tarde. Financieramente no se igualaban las condiciones, pero me preocupaba más perder el status que había logrado en mi país como un símbolo deportivo de un deporte que amo”.

No pudo ser. Nadie estuvo más cerca. Otros lo intentaron en años posteriores. Los petrodólares rusos o los euros españoles antes de la crisis económica no sirvieron para convencerle. El resto ya es una prolija historia de títulos y hazañas personales. Recuperó el cetro de campeón del Mundo en 2012 con la Canarinha, mientras ganaba Ligas con Santos, Intelli y Magnus. Con la camiseta del equipo de Sorocaba –bicampeón de la Intercontinental- Falcao apura los últimos días de una carrera inigualable, disputando las semifinales de Liga y la final paulista.

Fuente: Seur.com

¿POR QUÉ FALCAO NO JUGÓ EN ESPAÑA?
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba