PRIMERA A

PINOCHO LO DIO VUELTA Y SUEÑA CON EL TÍTULO

El equipo de Ruscica ganó un partidazo, clave en su lucha por quedarse con el Clausura, tras vencer a Kimberley por 6 a 4 en un partido que lo tuvo siempre en desventaja y que logró dar vuelta a menos de un minuto del final.

Tal como se viene dando hace algunas fechas, este era un duelo en el que perdía, quedaba prácticamente fuera de la pelea, ya que Boca, que sigue invicto en el 2014 y perdió solo 6 puntos en el certamen, parece no detener su marcha, por lo que obliga a los demás a seguir ese ritmo si quieren pelear palmo a palmo.

Pinocho llegaba también con 6 puntos perdidos, producto de sus derrotas con Caballito y La Ñata mientras que el Celeste acumulaba 2 empates y una sola derrota (con Boca, Caballito y La Ñata respectivamente) lo que hacían 7 puntos.

Una derrota dejaba al equipo que la sufría, lejos de todo a tan pocas fechas del final, y con la esperanza de que todos pierdan puntos entre sí y así salieron a la cancha.

El primer tiempo fue cerrado, parejo, al límite y con mucho nerviosismo. Kimberley se fue con la ventaja mínima luego del gol de Perez Leiva.

En la segunda parte, el equipo de Basile pegó rápido con Albertini y el 2 a 0 le daba algo más de aire al visitante que se ilusionaba, pero Santi Elias empezó a ser la herramienta más hiriente de Pinocho y con un fuerte remate, logró vencer a Farach para poner el 2 a 1 y hacer delirar a su público.

Sin embargo pasados los 10 minutos de la segunda parte, Basile estiraría nuevamente la diferencia, para poner el 3 a 1 y otra vez Kimberley que soñaba y Pinocho que padecía el partido.

Un minuto más tarde, nuevamente el 1 descontaría y a 5 minutos del final Fornari le daba el empate al multicampeón.

El 3 a 3 hacía festejar solamente a los Xeneizes ya que un empate dejaba al equipo de Meloni en la mejor posición de cara al cierre, pero apareció Riente. El 9 que supo darle tantas alegrías al equipo de Villa Urquiza, aparecería para festejar en esa cancha, pero con otra camiseta, Kimberley se ponía 4 a 3 a menos de 3 minutos para el final y era pura ilusión.

Pinocho presionó y a 1 minuto del final, Caviglia estampaba el empate que era gritado con alma y vida en Manuela Pedraza. En Boca seguían de reojo el partido y esperaban que llegue el pitazo final, pero antes de eso iba a haber más show.

Basile entendió que el empate no servía y puso arquero jugador. Pinocho, si bien sabía que el punto podía dejar a Boca como único puntero, también era conciente que como deben enfrentarlo, no hubiera sido decirle adiós al Clausura y si seguir arriba de Kimberley en la pelea, por eso no se desesperó y aguantó la embestida del visitante.

Pinocho y su mística aparecieron en toda la dimensión, no solo pudo aguantar sino que además Calo quitó y pateó a 30 segundos del final para que la pelota tocara la red y la tribuna explotara al grito de gol, con la esperanza de recuperar ese trono cedido a manos de Boca en los últimos años. Kimberley siguió yendo por el empate , pero Calo nuevamente a 10 segundos del final ponía el definitivo 6 a 4 que llenó de esperanzas a todo Pinocho.

El verde y blanco ahora tiene 36 puntos, 5 más que La Ñata con la misma cantidad de partidos y 6 más que Boca, que aún debe 2 encuentros.

Pinocho sabe que si le gana a Nueva Estrella en la próxima fecha, llegará al duelo con Boca al menos compartiendo la punta (Si Boca pierde puntos antes frente a Almafuerte, Banfield o El Porvenir llegará arriba del equipo de Meloni) en lo que ahora pasó a ser el duelo más esperado del campeonato.

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba