PRIMERA B

PENSÁ EN VERDE

Argentinos Juniors y Ferro de Merlo igualaron 2 a 2 en un partido cambiante, donde el verde casi se lleva los tres puntos, pero el local fue más bicho y le congeló la fiesta a 40 segundos del final en la fría noche de sábado.

En el complejo `Las Malvinas´ vimos un gran partido entre Argentinos Juniors y Ferro de Merlo, válido por la 6ta fecha de la Copa de Oro. Los números denotaban al bicho prolijo en defensa y apostando a la contra, y a los del oeste apostando al ataque, y así fue el primer tiempo. Máxime con el golazo de Carlos Peloso, que la picó por encima de la resistencia de Franco Ruiz, a los dos minutos, dándole la ventaja a los dirigidos por Alberto Coronel, y el compromiso a la visita.

Rápidamente Ferro hizo méritos para igualar bajo la figura del autor del empate, Sebastián Menguez, y hasta el final la vuelta al marcador estuvo latente, pero se fueron en pardas a descansar. Pero es increíble como esta disciplina puede alterar en 180 grados el devenir de un partido por el simple (y detonante) hecho de un gol.

Apenas iniciada la etapa complementaria, Luis Montenegro, puso el 2 a 1 para el verde, y lo que era tenencia y ataque visitante pasó a ser renuncia al balón y defensa a ultranza. Contexto en el cual Argentinos se agrandó e hizo méritos durante 18 minutos para llevarse el partido. Dos pelotas en los palos, salvadas sobre la línea, y grandes atajadas de Ruiz, parecían darle sus primeros 3 puntos a Ferro.

Pero la idea rácana del segundo tiempo, el no aprovechar la expulsión de Tomás Alonso y el jugador de ventaja, dejaron con vida a los locales. A dos minutos del final Ruiz se erigió en figura tapándole la sexta falta a Walter Vatter, pero aún quedaba una vida. Menos de un minuto de juego, y el bicho consiguió su merecido.

Tras un largo peloteo, Juan Piqué la clavó en el ángulo para el 2 a 2 final. Argentinos se fue conforme por lo épico de la igualdad y seguir sumando con el anhelo del ascenso, mientras Ferro de Merlo, al menos, logró sumar su primera unidad en el torneo. ¿Sabor a poco? Quizá… pero ambos denotaron un verde esperanza para el resto del semestre.

 Por Matías Consoli

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba