PRIMERA A

PARTIDAZO EN LUGANO

Digno de un clásico barrial, Nueva Estrella y Alvear entregaron un verdadero partidazo a todo el público que se acercó a Lugano, cancha de Nueva Estrella, pero donde también hace de local su rival de turno Alvear.

Pierna fuerte, pero siempre leal. A cara de perro pero cuando hubo que devolver la pelota siempre se devolvió. Luchando cada pelota como si fuera la última, pero al finalizar el partido, sin rencores todos saludándose, definitivamente un espectáculo de los que siempre pedimos en este hermoso deporte.

El partido fue palo a palo desde que comenzó. Siempre lo tuvo a Alvear arriba en el marcador y lo máximo que pudo hacer Nueva Estrella fue levantar dos veces el resultado adverso con 2 goles pero para llegar al empate, por lo que siempre se le hizo cuesta arriba.

Alvear por su parte, lo jugó como una final, sabiendo que cada punto vale oro en su lucha por escaparse de los puestos de abajo en cuanto al promedio.

La primera mitad finalizó 3 a 3 con mucho dramatismo y vértigo permanentemente.

La segunda parte estaba destinada  a terminar igual, el 6 a 6 parecía ser el resultado óptimo para una noche a puro golpe, pero Dubini se decidió a torcer el destino y poner a su Alvear 7 a 6, en un partido que quedará para el recuerdo por como se dio el desarrollo del juego donde por momentos parecía que cada llegada terminaría en gol , aún cuando ambos arqueros tuvieron muchísimas intervenciones claras para que el resultado no fuera aún mayor.

Nueva Estrella volvió a perder y si bien está en una de sus peores rachas, demostró que el fuego sagrado no lo perdió y estuvo cerca de levantar un resultado que le fue adverso durante todo el juego.

Por su parte Alvear ya suma 18 puntos y está haciendo una campaña más que aceptable en su vuelta a primera.

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba