La Albirroja lució muy enfocada desde el inicio. Su presión alta y constante fue un problema insalvable en la primera etapa para los vietnamitas, quiénes cometieron numerosos errores en la transición.

Ayudó para la confianza de los sudamericanos el tempranero gol de Francisco Martínez, quién capitalizó una buena jugada de equipo con un fuerte remate.

Vietnam, en cambio, jamás pudo consolidar aquellas virtudes que mostró en el debut, como los pases precisos en velocidad. Para peor, Paraguay se alejó rápidamente en el marcador al anotar tres goles en menos de tres minutos. Así, llegó al descanso con un contundente 5-0 a favor.

Vietnam nunca bajó los brazos, pero tampoco encontró caminos claros hasta Gabriel Giménez, quien además estuvo increíble debajo de los tres palos.

Paraguay supo aprovechar los espacios que dejó su rival, e hilvanó un contraataque tras otro. De hecho, por eso vía anotó sus últimos dos goles, y Si Dinh Thuan no hubiera estado inspirado, el resultado habría sido más amplio.

Por la última jornada de la zona, el próximo sábado 17, Paragua enfrentará a Guatemala en Cali y Vietnam a Italia en Bucaramanga.

Crédito nota y foto Fifa.com