PRIMERA A

NUEVA ESTRELLA, A SU ESTILO

Las virtudes de los equipos, no son siempre jugar bien, sino entender cuáles son las limitaciones propias y del contrario para saber encontrar donde está la clave de cada encuentro.

Nueva Estrella se encontró con un rival al que no le podía entrar, hasta que de a poco lo fue llevando a su juego, mientras que Hebraica que jugó un gran primer tiempo, no pudo mantener su línea y cayó en la trampa de su rival y terminó perdiendo el partido.

Los primeros 10 minutos del partido lo tenían a Hebraica como dominador, con las llegadas más claras, y a un Nueva Estrella impreciso, poco cómodo en la cancha. Con el correr de los minutos el partido se haría cada vez más friccionado, muy interrumpido y poco jugado.

Si bien el que pegó primero fue el visitante con un soberbio remate de Gugliegmo, el que terminó sacando ventaja de que el partido se “ensuciara”, fue finalmente Nueva Estrella.

En el juego de falta por falta, llegó primero Hebraica a la sexta y con dos remates idénticos, el Bebu Calderón le daba la victoria parcial a Nueva Estrella en los primeros 20, por 2 a 1.

En la segunda parte, el planteo fue de los lados igual. Noriega dejó afuera a Mati Edelstein (que había salido lesionado en la primera parte) y no pudo contar en casi todo el partido con Birencwaig, uno de los referentes de Hebraica. Por su parte Antico tampoco puso en cancha al Bebu Calderón, emblema de los de Lugano, junto a Cantone, justamente los dos encargados en esta noche, de la levantada de su equipo.

De entrada ampliaría Espósito (También había salido lesionado, pero se reincorporó en la segunda mitad) con un lindo gol tras una combinación con Espigares y a partir de allí se jugó el partido que quiso el local. Fricción nuevamente, pocas llegadas claras y muchas faltas por equipo.

Este juego casi le sale mal a Nueva Estrella ya que llegó a 5 faltas cuando faltaban más de 4 minutos y el resultado ya era 3 a 2 por el descuento de “Nano” Gusis, otro referente de los de Pilar.

El partido se fue calentando con el correr de los minutos, pero más que nada por algunos fallos arbitrales, que como suele pasar, no muchos están de acuerdo.

El partido se iba con un 3 a 2 pese a los intentos de Hebraica con Mosenson como abanderado de cada ataque pero llegó la joyita de la noche, cuando Curcio agarró la pelota para bancarla en el corner y con una pisada dejó en el camino no solo a su marcador sino también a Mosenson que había salido apresurado en busca de robarle el balón, ya que quedaban apenas segundos en juego.

Lo cierto es que fue un gol para cerrar la cancha y así fue, 4 a 2 y  final.

Hebraica ya desde hace un tiempo pasó de ser el equipo que era hace unos años para ser respetado en todas las canchas y demuestra semana a semana, el buen trabajo que hizo no solo Noriega sino toda la gente que participó en lograr la formación de este equipo que si bien no pudo sacar puntos esta noche, seguramente vuelva a estar en el pelotón de arriba este campeonato.

Por su parte Nueva Estrella entendió como era el juego y gracias al empuje de Calderón y Cantone, sumado a el buen rendimiento de los demás, revirtió el resultado y quedó con 10 unidades, a 5 del lider, Boca.

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba