PRIMERA A

NO PIERDE LA ILUSIÓN

Kimberley venció 4 a 1 a América en el Micorestadio Malvinas Argentinas y sigue a la expectativa en los puestos de arriba. Quedó a tres puntos de la cima a tres fechas del final del Apertura.

Los antecedentes marcaban que este choque podía ser un partidazo, los grandes duelos que jugaron en 2013, con un desempate para clasificar al Torneo Nacional, incluido y el presente de ambos equipos, hacían pensar que tendríamos una gran noche a pesar del frío. La propuesta era interesante, Kimberley necesitaba sumar de a tres para no perderle pisada a Boca. América por su parte, algo relegado en la tabla, debía llevarse una victoria para no terminar lejos en la tabla.

De entrada fueron los dirigidos por Hernán Basile quienes dominaron el juego, estuvieron bien concentrados y anularon los circuitos de juego de los de Parque Avellaneda. Entre “Pipi” Ruscica, Santi Basile y Lucas Martínez Riveras presionaron a Matías Rosa, le quitaron la pelota y con tres toques pusieron el 1 a 0 con una buena definición del ex Pinocho.

América intentó hacer su juego, sencillo y dinámico pero Kimberley marcó bien, los dirigidos por Mariano Gómez tuvieron que conformarse con tiros desde lejos que no complicaron a Lucas Farach, con el empuje de Pablo Marcone y con Matías Kruger como abanderado del ataque, América buscó el empate pero no creó demasiado peligro. Para colmo en una gran jugada colectiva. Ruscica asistió muy bien a Diego Albertini y el capitán definió con clase para poner las cosas a 2 a 0.

Cuando el primer tiempo, que había sido aburrido y cerrado, estaba por llega a su fin, Mauro Riente se fue solo de contra y desde los diez metros metió un derechazo bárbaro que se clavó en el ángulo de Brian Arraya y dejó al “celeste” arriba 3 a 0. Este fue un gol, que terminó de derribar a la visita y casi que sentenció el juego.

América sabía que tendría que quemar las naves en la segunda mitad, desde el primer minuto sumó a Arraya como quinto jugador y generó algunas chances para descontar. Sin embargo no era la noche para los dirigidos por Mariano Gómez, Kimberley estuvo bien en defensa y fue contundente en el ataque.

En el primer ataque del celeste, Basiel se fue por la derecha, se sacó de encima a Kruger por la línea, eludió a Arraya cuando salió a achicar y definió muy bien entre el palo y Rosa que estaba en la línea. 4 a 0 y partido liquidado desde el comienzo de la segunda etapa.

Con cuatro goles de diferencia en el marcador, Basile rotó a los suyos y apostó por la contra. América buscó el descuento con orgullo y tuvo su premio antes de los 10 minutos en los pies de su mejor jugador. Kruger le pegó con alma y vida desde 12 metros y la clavó arriba para sacar de “zapatero” a su equipo.

El gol pudo darle un envión anímico a los de Parque Avellaneda, que siguieron buscando descontar para ponerse en partido. Pero no iba ser la noche del equipo visitante, sus jugadores no estuvieron precisos con la pelota y Kimberley lo controló bien. El tiempo siguió corriendo y fue victoria 4 a 1 para el “celeste”, que se ubica a tres puntos de la cima y no pierde la esperanza.

Por Juani Mjaluf

 

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba