PRIMERA A

MISMO ESCENARIO, MISMO PROTAGONISTA: ALAMIRO VAPORAKI

Hace aproximadamente dos años, a través de los Play Off, Pinocho y Ferro definían el Apertura 2010. En el mismo estadio que recientemente se consagró Boca, los de Urquiza, aquella vez, se alzaban con el séptimo título de manera consecutiva y décimo en la División de Honor. Alamiro Vaporaki fue determinante aquella noche como en la de ayer marcando dos goles en cada partido para que su equipo pueda dar la vuelta.

boca futsal vaporaki

Alamiro Vaporaki en plena acción en el Mundial de Clubes ante el Carlos Barbosa

Bajo la modalidad de los Play Off que se instaló solo en 2010 (deberían volver a hacerse) Ferro y Pinocho se medían en una final apasionante. Germán Corazza abrió el marcador a minutos del arranque y promediando la parte inicial Gabriel Cigliano ponía el empate transitorio.

Ya en el segundo tiempo, cuando el partido se moría, iba a aparecer él. En una ráfaga de minutos, Alamiro Vaporaki quebró el partido en favor de Pinocho. Marcó dos goles (el segundo una delicia dejando desparramado al arquero verdolaga) y se convirtió en la figura de aquella final.

Ayer se calzó el traje nuevamente, dos años después en el mismo lugar: Almirante Brown.

Pese a que Boca dominó el encuentro, River tuvo las más claras y en el inicio del complemento dio el golpe. Persec y Artymowicz establecieron el 2 – 0 y hacían tambalear al puntero. Pero en seguida apareció él. Sin que pase mucho tiempo, acortó distancias y a los nueve tras la salida de un saque de esquina puso las cosas en su lugar.

Con el empate en dos estaba a salvo el invicto y era suficiente para poder festejar. Sobre el final River se lanzó al ataque y hasta con Mandayo como arquero-jugador, pero los de Meloni aguantaron el resultado y lograron el tan ansiado Bi.

Boca, este año, apostó fuerte en los refuerzos y está a las claras que le dieron los resultados. Alamiro volvió a marcar goles decisivos en esos partidos donde la pelota quema y las piernas pesan un poco más.

Dos años de diferencia, dos camisetas distintas, la historia se repite. Hoy, el fueguino celebra en el xeneize el segundo campeonato consecutivo y el séptimo en su historia.

Por Francisco Taliercio

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba