PRIMERA A

“ME VOY CON MUCHO DOLOR Y ANGUSTIA”

Tras cinco años en Kimberley, con resultados históricos para la institución, Hernán Basile anunció que nos seguirá en el club la temporada que viene y explicó los motivos. Además hizo un balance del ciclo y se mostró abierto a recibir nuevas propuestas.

Finalmente te vas de Kimberley ¿Qué pasó?

Lamentablemente sí, con mucho dolor y angustia. Lo que pasó es que hace un mes y medio atrás el club me manifestó el interés de que vuelva a dirigir, yo presenté un proyecto donde el la Comisión estaba totalmente de acuerdo, pero faltaba conseguir el presupuesto para poder realizarlo, en los últimos días se cayeron algunos sponsors y al club no le quedó otra opción que comunicarlo, hoy en día hay clubes que te exigen números que no son acordes a lo que puede generar un club de barrio y al no conseguir los ingresos se apostará por un proyecto desde otra perspectiva.

¿No hubo forma de llegar a un acuerdo para garantizar la continuidad del proyecto?

Buscamos todas las alternativas para poder lograrlo y la decisión de irme jamás pasaría por lo económico, siempre le di prioridad al proyecto deportivo y estar en el lugar que me siento valorado y respetado. Pero lo deportivo seguramente va a cambiar mucho también y no nos quedó opción de buscar un cambio. Nos duele mucho a todos, pero es la realidad.

¿Cómo evaluás tu ciclo en el equipo?

La realidad es que el ciclo fue muy bueno, año a año fuimos dando pasos y achicando distancias con equipos que estaban por encima desde lo económico y desde estructura. Los primeros dos años fuimos subcampeones pero ya sintiendo que estabamos a la altura. En 2015 y 2016 Ganamos los dos torneos locales y las dos Supercopas y fue el momento donde vimos consolidado todo. Sumado a participar y llegar a Semifinales de la Copa Libertadores, el balance lógicamente es positivo. Este último año decidí quedarme para poder seguir con la misma idea, pero desde otra función, fue un año de cambios donde el grupo volvió a demostrar que está por encima de todos y volvió a estar a la altura.

¿Influyó el resultado de la final para llegar a esta decisión?

Para nada, no cambiaba en nada lo que ya teníamos proyectado, y más sabiendo cómo llegamos al Playoff, el club iba a seguir apostando y ya lo teníamos planificado, en Kimberley no se manejan de esa manera, al contrario, siempre se apuesta a un proyecto que no depende de resultados.

¿Cómo sigue todo ahora? ¿Tenés ganas de dirigir?

La realidad es que esto es muy reciente, ya la mayoría de los equipos tienen su proyecto organizado seguramente, estamos en una fecha difícil, lógicamente que las ganas de dirigir están porque es mi trabajo y soy feliz trabajando de lo que me gusta y me apasiona tanto. Pero siempre con la paciencia de esperar algo serio, y si no es ahora será más adelante.

¿Tuviste propuestas?

Hubo algunos sondeos durante el año, pero como te digo, esto es reciente y no tengo apuro.

¿Agradecimientos?

Agradecer a la familia de Kimberley, a Matías Rodgers, Gustavo Villegas, Carlos Schneider, al Tano Ciccarello por habernos dado todo para poder trabajar tranquilos, gente que le hace muy bien al deporte y que te da la libertad de poder tomar decisiones sin presiones. Y al enorme grupo de jugadores que en todo momento creyó en nuestro trabajo, que se comprometió siempre y que siempre puso al escudo por sobre los nombres propios.

“ME VOY CON MUCHO DOLOR Y ANGUSTIA”
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba