PRIMERA A

LUGANO FUE UN INFIERNO

Al torneo Clausura solo le queda un invicto y es el Boca de Meloni. Así como en el Apertura , Nueva Estrella dejó sin invicto al multicampeón, Pinocho, en este caso los dirigidos por Mónaco hicieron lo propio frente a Independiente que venía de 9 partidos sin conocer la derrota.
Le faltará madurez y constancia al equipo de Lugano, pero claro está que en las difíciles se agranda y le puede jugar de igual a igual a cualquiera.
Independiente, un equipo duro, sólido que aún con 3 jugadores en el último minuto, recién faltando 3 segundos para el cierre, se pudo marcar la diferencia en favor de los locales.
Tal vez el error más grave del equipo de Avellaneda fue que cuando llegó a la sexta falta, aún con 3 minutos por jugar, perdió la paciencia y eso lo llevó a la expulsión de Loureiro, que terminó siendo fundamental para la victoria de Nueva Estrella.
El partido fue parejo, muy friccionado. Nueva Estrella se puso en ventaja rápidamente con “El Bebu” Calderón, quien fue nuevamente decisivo en la victoria de su equipo. Luego amplió Ranieri con un gol de arco a arco luego de que Loreto quisiera empalarla.
El mismo Emi, Loreto descontaría con un puntazo bajo y el primer tiempo finalizaría empatado gracias a Mambrín.
En la segunda parte el desarrollo también fue muy parejo, no se sacaron ventajas en el juego, pero si lo pudo hacer el Rojo en el resultado gracias a una vivada de Ruiz que fue más rápido que todos para empujar un corto rebote que dio Ranieri.
El partido estaba 3 a 2 en favor de Independiente y cuesta arriba para Nueva Estrella que llegaba a las 5 faltas. A 7 minutos del final llegaría el empate de Valentini y nuevamente el resultado abierto.
En estos 7 minutos pasó de todo.
Primero Colombani expulsó a un hincha del estadio por agredirlo verbalmente constantemente.
Luego, algunas amarillas mostraban que el juego se iba poniendo cada vez más áspero.
A tres minutos del final una falta dudosa de Diego Calderón llevaba al Rojo a la sexta falta que ejecutaría Hiza.
Ranieri detuvo el remate para desatar la primera locura en Lugano.
La segunda llegaría segundos más tarde cuando nuevamente Calderón se tirara al piso reclamando un puñetazo que Viñas no cobró.
El que si cobró y con roja de por medio fue otro manotazo, a apenas un minuto para el cierre.
Loureiro expulsado por agresión y a 56 segundos para el cierre Nueva Estrella tenía la posibilidad de jugar contra un jugador menos y ganar el partido que segundos atrás seguramente no imaginaban.
Rápidamente Mónaco puso un arquero jugador para que el ataque fuera 5 contra 3.
Si bien el local tenía la pelota, el que tuvo la única chance neta de gol fue Independiente con una intercepción y remate largo de Hiza que se fue por el costado.
Cuando el partido se cerraba y solo le quedaba una chance a Nueva Estrella, apareció la experiencia…
Nuevamente Calderón con un remate de izquierda a derecha marcó el 4 a 3 definitivo con que los de Lugano volvieron a sacar un invicto, esta vez a Independiente.
Luego de finalizado el  encuentro, primero algunos jugadores intercambiaron insultos, incitandose a la violencia, para que luego padres, hinchas, y dirigentes terminaran a las corridas e insultos por el gimnasio. Por suerte no pasó a mayores, pero nuevamente la violencia dijo presente en el futsal.

Lucas Makarz

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba