PRIMERA B

LOCURA, VIOLENCIA Y MUERTE EN MENDOZA

Asesinaron a un hombre de un balazo en la cabeza tras un choque de barras durante el entre tiempo del partido que jugaban Poliguay y Municipalidad de San Martín en Guaymallén por la Final de la Liga Mendocina de Fútbol. La víctima era jugador de San Martín de Porres y tenía 29 años.  Un nene está internado porque le quebraron las piernas.

 

Un hombre fue asesinado este jueves por la noche cuando se disputaba la final de Futsal de la Liga Mendocina de Fútbol. El hecho ocurrió en el polideportivo Poliguay, ubicado en la calle Gomensoro de Guaymallén. se enfrentaron dos grupos durante el encuentro que disputaban Poliguay y San Martín yganaba el visitante por 5 a 1.

La víctima, según se supo, era un jugador de otro equipo que había llegado hasta el lugar para ver la final. De acuerdo con los primeros datos, recibió un disparo en la cabeza desde una distancia de aproximadamente 20 metros.

Fue identificado como Gustavo Enrique Pelegrina, tenía 29 años y se dedicaba a comprar y vender tractores. Fue a la cancha por puro gusto. Estaba a punto de ser padre de su cuarto hijo. Vivía en Kilómetro 11 junto a su familia. Según los testigos, era jugador del club San Martín de Porres. El desconcierto fue total porque nadie imaginó que un partido así pudiera terminar de esa manera.

Todo comenzó cuando llegaron de golpe unas cuarenta personas en moto y autos que se identificarían con el club Atlético Argentino. Unos minutos antes, aseguran que habían llegado algunos hinchas con bombos y algunas identificaciones de Independiente Rivadavia. Allí empezaron las agresiones, corridas, piedrazos… hasta que se escuchó un disparo. El lugar, explicaron testigos, estaba lleno de gente.

Los vecinos del lugar aseguran que fueron al menos diez las detonaciones de armas de fuego las que se escucharon. Policía Científica trabajó en la escena y encontró vainas servidas calibre 9 milímetros.

La batahola fue tremenda. Volaron sillas, hubo piñas y patadas. Los agresores llevaban armas blancas, palos y también armas de fuego. El Poliguay estaba colmado de gente, y cuando comenzó la pelea se produjo una estampida entre el público que buscó refugio.

Un nene debió ser trasladado al hospital Humberto Notti con sus dos piernas fracturadas. Cayó de una grada y algunos presentes, que huían de la batahola, lo pisaron.

La batalla campal comenzó cerca de las 23.25 y once minutos después llegaron las primeras patrullas según registró el Centro Estratégico de Operaciones. Cuando se supo la gravedad del caso, toda la cúpula policial arribó al lugar. Entre ellos estuvieron el jefe y el subjefe de la Policía, Juan Carlos Caleri y Sergio Caleri, respectivamente, el subsecretario de Seguridad, Antonio Carrizo, y la titular de Búsqueda de Prófugos, Nidia Ríos.

Fuentes policiales señalaron que no está identificado el autor de los disparos y agregaron que se cree que fueron varios los agresores que portaban armas de fuego.

 En la puerta del polideportivo se vivieron momentos de tensión cuando llegaron los familiares y amigos de la víctima, quienes no paraban de llorar y sostener que Pelegrina “era un buen tipo que se la llevó de arriba”. La causa anoche estaba en manos del fiscal de Instrucción Julio Milla y no tenía detenidos.
Fuente: El Sol Online de Mendoza
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba