PRIMERA A

LO LEVANTÓ EN EL FINAL

Boca perdía 3 a 0 a falta de 5 minutos y lo pudo empatar utilizando arquero jugador.  Igualó 3 a 3 ante América en el Quinquela Martín. Los de Parque Avellaneda hicieron un partidazo y casi dejan sin invicto al tricampeón.

Los dirigidos por Christian Meloni debutaban como locales en el Torneo Clausura y enfrente tenían al siempre duro y complicado América del Sud. De entrada fueron los conducidos por Mariano Gómez los que apostaron a replegarse y salir de contra, en la primera que el xeneize se equivocó en ataque, metieron una contra letal, para que Damián Areco ponga el 1 a 0 tras una gran pared con Pablo Vidal. 

El xeneize no reaccionó al gol tempranero, creó algunas chances clara spero no le acertó al arco defendido por Félix Vega. Transcurrían 10 minutos y llegó la segunda emoción de la noche. Sebastián Corso quiso slair con un pase largo, la pelota rebotó en el brazo de Pablo Vidal, quedó boyando en la puerta del área y el propio Vidal fusiló a Emiliano Loreto para estirar la ventaja a dos. Todo el banco de Boca protestó la jugada, sin embargo Martínez Cuenca dejó seguir entendiendo que no hubo intención.

Con el 2 a 0 los locales buscaron descontar por todos los medios pero no estaban en su mejor día. Muchas imprecisiones y gran trabajo de Pablo Marcone y compañía en defensa. La más clara fue un gran remate de Lucho González que se estrelló en el travesaño. América aguantó la embestida y se fue ganando por dos al descanso.

En la segunda mitad Boca salió decidido a descontar rápido, transformó en figura a Vega pero el reloj corría y no podía llegar al gol. Raro lo de este equipo, que en lo que va del año no había tardado tanto en convertir. A falta de 9 minutos Meloni decidió atacar con Mauro Taffarel como arquero jugador, pero esta vez el método falló. En el primer avance el equipo perdió la pelota y Sebastián Potenza aprovechó para desde su propio campo marcar el 3 a 0.

Parecía que Boca perdería su invicto jugando en el 2014 en el torneo local. Pero el xeneize podría escribir un libro recordando todas las veces que levantó partidos, con arquero jugador y sobre la hora. En 4 minutos llegó al empate, doblete de Gonzalo Abdala apareciendo solo abajo del arco en ambas oportunidades y conquista de Martín Amas rematando desde la puerta del área cuando Vega seguía siendo figura.

La chicharra sonó y quedó decretado el empate. América se fue con un sabor amargo, sabiendo que hizo un partido perfecto durante 35 minutos y no le alcanzó. Boca rescató un punto que parecía perdido y sigue manteniendo el invicto anual.

Por Juani Majluf

 

 

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba