PRIMERA B

LAMADRID SUEÑA CON SU CANCHA

Cuesta recordar cuando fue el último pitido que encontró a la Primera de Lamadrid disputar un partido en el Enrique Sexto. Habría que remontarse al último partido del año 2009, ya más de tres años fuera de su casa.

A fines de 2012, uno de los deseos de la dirigencia, era volver al querido gimnasio. A volver a tener un espacio propio donde jugar, y hacerse fuerte en su casa.

Hoy la construcción avanza, después de un pequeño parate de febrero. Se tiraron las paredes que daban a la calle Pedro Lozano, incluyendo lo que era la cancha de Paddle y el pequeño vestuario ubicado en esa zona. Se repararon los daños ocacionados por el intenso temporal del año pasado que voló muchas de las chapas del techo y se extendió hasta cubrir el sector extendido hacia la cárcel.

“En este momento exactamente están haciendo el piso, en cuatro días se pinta mientras se seca el piso se van a colocar las duchas en los cuatro vestuarios”, nos informa Gabriel Tancredi que está siguiendo paso a paso los pormenores de la construcción.
Mientras tanto el plantel de primera, junto al de tercera se entrenan en las instalaciones de Club Versailles hasta poder volver a utilizar el gimnasio.
Juan Ignacio Lamanna, ya afianzado como capitán del carcelero, nos cuenta sus expectativas entorno a la nueva cancha. “Me trae muchos recuerdos gratos de Allende.Es muy productivo entrenar en la cancha donde jugás, porque uno la conoce y jugás mas cómodo. Principalmente, creo que la cancha de Lama tiene una mística ganadora que va a ser muy difícil que nos vengan a querer ganar en casa. Para mí en particular es una cancha que siempre me gustó y me siento como en casa. Seguro nos vamos a hacer respetar y mucho“, concluyó contundente el 1 que hoy con su corta edad (24 a punto de 25 en 1 semana) es mas allá de capitán, un referente.
Y si queremos recurrir a la historia del Lama, que mejor que un referente de la actualidad del futsal, quien supo vestir y defender con creces la casaca azul, para que nos cuente lo que significa la vuelta al Enrique Sexto.
Siendo locales en tu propia cancha te sentís mas cómodo, siempre que hablo de la época en la que jugaba en lama todos te dicen: uhh que difícil era ir a jugar a la cancha de ustedes, creo que a todos nos gusta jugar en nuestra propia cancha, es distinto. También es cierto que no es lo mismo entrenar toda la semana en una cancha y después jugar en otra, es muy positivo volver a la localía en tu propio club, dice Alan Calo, el crack de Pinocho y la Selección Argentina que forjó sus primeros pasos en el futsal en este gimnasio. “Recuerdo el día en que debuté en Primera y varios partidos importantes que ganamos. Le dimos sorpresas a muchos equipos grandes jugando de local. Muchos años, muchos amigos y muchos partidos con esa camiseta, uno guarda los mejores recuerdos del club y le desea lo mejor siempre. me pone muy contento que la cancha se pueda agrandar y que la actividad pueda crecer en el club“, reflexiona Alan.
Fuente: Lamadrid Futsal
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba