PRIMERA B

LA ODISEA DE LUIS CUETO VIÑAS

Lucas Cueto Viñas, juez de línea en la B Metropolitana y árbitro de Futsal, sufrió un hecho de inseguridad en San Antonio de Padua cuando volvía de dirigir Hurligham vs Alvear y estuvo atado en el baúl de un auto durante siete horas. Esta mañana apareció sano y salvo en Villa Ruíz, en cercanías a Luján.

El árbitro de 38 años volvía a su domicilio, cerca de la una de la mañana de este lunes, tras haber dirigido junto a Diego Riccio el partido correspondiente a la Segunda División del Torneo de Futsal de entre Hurlingham y Alvear, con triunfo por 5 a 4 del conjunto de Parque Avellaneda. Cueto Viñas iba a bordo de su Peugeot 307 cuando lo interceptaron dos motos y un Volkswagen Bora, lo obligaron a bajar de su vehículo y a punta de pistola lo ataron y lo metieron en el baúl de su propio auto.

En horas de la mañana, el auto apareció en Villa Ruíz, un pueblo cercano a la ciudad de Luján, a 56 kilómetros de su domicilio y el juez estaba adentro del baúl, sin ningún daño físico y con todas sus pertenencias. Según informaron fuentes policiales, un llamado alertó a la comisaría local sobre un coche abandonado.

Lucas Cueto Viñas radicó la denuncia en la DDI de Luján y aclaró que no recibió violencia física, “solo algunos cachetazos” y desde su entorno informaron que pese a los llamados extorsivos para pagar el rescate, nunca se realizó ningún pago.

LA ODISEA DE LUIS CUETO VIÑAS
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba