PRIMERA A

LA ÑATA VOLVIÓ A GANARLE A PINOCHO

Lejos de conformarse con lo hecho en el Apertura, el equipo de Bicho Freire va por todo en este Clausura y arrancó, de la misma manera que en el torneo anterior, ganándole nada más ni nada menos que al multicampeón Pinocho y esta vez en su casa de Villa Urquiza.

El Naranja sabe que para pelear debe al menos igualar su campaña anterior y salió decidido a lograrlo, y comenzó ganando en una cancha donde este año solo ha ganado Caballito y se ilusiona con volver a pelear el campeonato hasta la última fecha.

Por el lado de Pinocho, tendrá que venir de atrás, como lo hizo en el Apertura y esperar que sus rivales directos pierdan más puntos que los que dejaron en el camino en el torneo pasado.

Que el fúbtol, o fútbol sala está dividido en tiempos es una obviedad, pero no siempre el descanso en el medio hace que un período sea tan distinto a otro, y a veces un partido es más fácil analizarlo en el todo que en cada tiempo, pero en este caso realmente se vieron dos partidos distintos en la primera mitad y en la segunda.

En realidad, el que sufrió el cambio fue Pinocho, que en los veinte minutos iniciales fue superior a su rival, supo controlar los arrestos individuales y con varias contras pudo irse ganando por una diferencia mayor de la que marcaba el reloj y era apenas de un gol. Edu Maldonado marcó el 1 a 0 en el comienzo pero el brasilero Jader Fornari de tiro libre igualó las cosas instantes más tarde.

La Ñata llegó a la quinta falta cuando el reloj aún marcaba 9 minutos y luego de dos sextas, Santiago Elias mandó a guardar su remate para poner el 2 a 1 con que finalizaría esa primera mitad. En el doble penal anterior, el travesaño le había dicho que a Fornari y el propio Elias le había tapado uno a Lucas Argañaraz.

El segundo tiempo, La Ñata salió decidido a buscar el empate y Pinocho no pudo mantener el nivel, no encontró circuitos de juego, no pudo provocar tantas faltas y además tuvo fallas defensivas que le permitieron a la visita empatarlo. Sebastián Iribarne estampó el 2 a 2 a los dos minutos pero enseguida Diego Appollonio logró desnivelar y poner arriba al local.

Seba Iribarne, figura junto a Edu Maldonado, marcó un doblete en una ráfaga y puso al naranja arriba por 4 a 3, el equipo de Daniel Scioli, estuvo en el banco y no ingresó, manejó bien los tiempos del partido, supo mantener la ventaja, aguantó el vendaval del los dirigidos por Facundo Ruscica y llegó al quinto gracias a una certera definición de Pony Maldonado a falta de tres minutos.

El DT de Pinocho intentó con Alan Calo como arquero jugador pero su fórmula no tuvo éxito. Para el final quedó la obra maestra de Iribarne, recibió en su propia área de Argañaraz, se llevó la pelota por la línea, le tiró un caño a Fornari y definió con clase ante el achique desesperado de Calo para sellar su cuarto gol en la noche y decretar el 6 a 3 final.

La Ñata volvió a ganarle al equipo con más títulos en la historia del futsal y se ilusiona con ser protagonista nuevamente en este Clausura, mientras que Pinocho volverá a correr de atrás, sabiendo que la paridad que hay puede ayudar a que todos pierdan puntos, pero ahora deberá recuperarse rápido ya que otra derrota sí podría dejarlo afuera de la lucha

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba