PRIMERA A

LA ÑATA CAMPEÓN EN LA FELIZ

El Naranja superó a por 5 a 3 a San Lorenzo en la final de la segunda edición de la Copa Argentina que se disputó en Playa Varese de Mar del Plata y se consagró campeón por segunda vez consecutiva.

Más de 2.500 personas asistieron a la final del evento, y ambos equipos estuvieron a la altura de las circunstancias brindando un gran espectáculo deportivo.El partido tuvo de todo, goles, atajadas, polémicas y hasta una mancha, al final del encuentro que lejos de opacar el evento en sí, hizo pasar un mal momento, cuando gente de Aldosivi fue a provocar a los del Ciclón y tuvo que intervenir la numerosa policía para evitar una batalla campal.

En cuanto a lo deportivo, La Ñata y San Lorenzo brindaron un partidazo. El conjunto dirigido por Bicho Freire fue más en la primera mitad, donde a través de Edu Maldonado se puso en ventaja y lo mantuvo hasta el cierre de la misma.

Justamente en el último instante del primer tiempo se produjo la polémica de la tarde ya que el Cuervo había robado una pelota y cuando Pollo Guariniello estaba por patear, la dupla arbitral decidió invalidar la jugada porque ya había marcado 30 minutos el reloj (Se jugó a reloj corrido). Si bien el remate ya había sido efectuado y sin destino de gol, la decisión del árbitro enfureció a jugadores del Ciclón, que luego de algunas discusiones, pudieron tranquilizarse y seguir jugando la segunda parte con normalidad.

Los últimos 30 serían con mayor adrenalina porque definían la Copa, que ambos estaban decididos a no dejar pasar. Edu Maldonado amplió el marcador y Jony Carnevalle con un puntazo bajo puso el 3 a 0 , sin embargo San Lorenzo a través de su emblema Damián Stazzone, empezó a ir y con Pollo Guariniello, Lea Zullo y Figu Antonelli empezó a preocupar a Lucas Argañaraz.

Stazzone con un remate desde afuera logró el descuento para los de Nico Valdés  y cuando parecía que se llevaba por delante a La Ñata, con Daniel Scioli en cancha, Lacho Benitez produjo un gran quite, tocó con Edu Maldonado y el «10» le sirvió el gol al gobernador para  desatar la fiesta. 4 a 1 y un gol de Scioli hacía que la playa se vista de naranja, la alegría era total para los dirigidos por Freire, pero su equipo se cargó de faltas y San Lorenzo iría en un par de oportunidades a la linea de tiro.

Con La Ñata en quinta falta los árbitro le cobraron mano a Scioli, hecho que le propio gobernador se tomó con humor, Stazzone asumió la responsabilidad y la clavó abajo contra el palo para dejar las cosas 4-2. Enseguida Leandro Zullo marcó el 4 a 3 con un remate cruzado y faltaba poco para el cierre.

A tres minutos del final Stazzone tuvo una situación inmejorable, otra vez desde los diez metros, pero esta vez el capitán del ciclón cambió de opción, remato fuerte y alto para que Argañaraz se luzca yendo contra su palo derecho. Quedaba 1 minuto, San Lorenzo iba por el empate con Antonielli como arquero jugador, pero Lucas nuevamente participó quitando y cediéndole el gol a Seba Irbiarne que sin arquero puso el 5 a 3 que desató el festejo final.

Luego llegarían algunos incidentes, que empañaron la entrega de premios ya sin San Lorenzo. La Ñata volvió a ser campeón de verano en Mar del Plata. Fue un verdadero partidazo, ante un gran marco de público y con todos los condimentos.

San Juan se quedó con el tercer puesto

En un partido chato, con pocas situaciones de gol, el equipo cuyano igualó sin goles ante el combinado de Mar del Plata. La más clara fue para los locales, que a dos minutos del final, pudieron llevarse la victoria con un penal. Sin embargo Carvajal se convirtió en figura y le tapó el tiro a Machado.

En los penales los San Juan acertó y Carvajal contuvo dos para convertirse en el héroe de la tarde y dejar a los conducidos por Pachi Pacual con el tercer puesto, misma ubicación que habían obtenido en 2014. Por su parte Formosa venció  3 a 0 a Misiones y logró el quinto puesto.

 

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba