INTERNACIONAL

KAIRAT VOLVIÓ A REINAR EN EUROPA

El Kairat Almaty es el nuevo campeón de la Copa de la UEFA de Fútbol Sala después de derrotar por 3-2 al FC Barcelona en la final de Lisboa. Los kazajos fueron claramente superiores en la primera parte, donde lograron una renta que aguantaron hasta el final para conquistar su segundo entorchado en la competición tras el logrado en 2013.

 

La primera parte respondió perfectamente a los parámetros previstos. El Kairat apostó de inicio por adelantar la posición de su portero Higuita para generar situaciones de cinco contra cuatro en ataque. El guardameta, además, tiene un impresionante disparo lejano, como pudo comprobar Paco Sedano en los primeros compases con un misil que se estrelló en el larguero. El Barcelona se resguardó en su campo en el primer tiempo para contrarrestar el planteamiento azerí y aceptó de buen gusto el intercambio de golpes.

Tras el primer aviso de Higuita, Marc Carmona tiró de pizarra y dibujó una jugada a balón parado que acabó con el disparo de Bateria a la madera. El Kairat continuó jugando en campo rival y Douglas fue el siguiente en toparse con los palos. También el intento de Lin fue repelido por la portería rival. No se habían superado los diez minutos de partido y ya se sumaban cuatro disparos a los palos.

A continuación, y después de que el azulgrana Gabriel salvase un balón imposible bajo palos, Humberto aprovechó un desajuste defensivo para abrir la lata y colocar el 1-0 en el minuto 17. Dos minutos después, y tras un nuevo error azulgrana, llegó el segundo tanto azerí, obra de Divanei en un bonito y técnico remate. 2-0 al descanso para un Barcelona al que la final se le ponía la final muy cuesta arriba.

Las instrucciones de Carmona debieron llegar a sus jugadores, que salieron mucho más intensos en el segundo tiempo. Dyego rozó el gol con un gran disparo e Higuita se lució en las ocasiones de Gabriel y Ferrao. La figura del portero se agigantó por momentos, la primera parte en ataque y la segunda en defensa, bajo palos o saliendo rápido de su área para cortar balones y evitar situaciones de mano a mano.

Pero este Barcelona no era el mismo que el de la primera parte y Saad recortó distancias con un gran zurdazo. Sin embargo, tras el gol llegó el mazazo con la expulsión de Sergio Lozano, que regresaba al equipo para este partido tras su lesión. El Kairat no perdonó e Igor hizo el tercero.

De vuelta a la igualdad numérica, bastaron unos pocos segundos para que el Barça colocase el 3-2 a través de Lin. En los últimos, y con el Barcelona ya con cinco jugadores de campo en la pista, Batería y Rafa Usín disfrutaron de ocasiones para forzar la prórroga, pero el marcador no se movió y el Barcelona cedió su corona al nuevo campeón, el Kairat.

UEFA.COM
Foto: @sportsfile

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba