Italia pareció encaminarse a la goleada en el primer tiempo, al anotar dos goles antes de los cuatro minutos, ambos con sus recetas conocidas: un rápido disparo de Rodolfo Fortino el primero, un remate a la salida de un córner de Leggiero el segundo.

Guatemala tenía otros planes. Desde ese momento, jugó con arquero jugador y si bien logró tener el balón, no generó situaciones claras a partir de esa superioridad numérica. Al menos pudo bajarle el ritmo al rival, que se vio obligado a defender durante largos lapsos.

Pero el siempre oportuno Fortino aprovechó un rebote en un poste para doblegar a William Ramírez, de buen rendimiento pese a los goles, e Italia se fue al descanso con dos goles de ventaja

Nada cambió en el complemento. Guatemala mantuvo su decisión de atacar con el arquero jugador, pero consumía más tiempo de las oportunidades que generaba.

Italia jamás perdió el control. Defendió todo lo que hizo falta y, cuando pudo, definió el pleito de contragolpe a través de Fortino, autor de un triplete, y Leggiero, quien así completó su doblete.

Por la última jornada de la zona, el próximo sábado 17, Guatemala enfrentará a Paraguay en Cali e Italia a Vietnam en Bucaramanga.

Fuente y PH. FIFA