INTERNACIONAL

INTER MOVISTAR CAMPEÓN

El Inter Movistar se ha proclamado campeón de Liga tras imponerse 2-4 en el tercer partido de la Final de los Play Off 2014. El partido, igualado hasta el final se decantó del lado interista gracias a gol de Nano Modrego desde los diez metros y Ortiz, desde su propio campo. Es la novena Liga del Inter Movistar.

Nada ocurre por casualidad. Este sábado 14 de junio de 2014 ha sido el punto de reunión de varios momentos que han hecho de la campaña 13/14 un auténtico espectáculo. Todos los goles, los entrenamientos, las derrotas y las victorias, las charlas técnicas, todo ese esfuerzo demostrado desde septiembre, estaban destinados a converger en este sábado 14 de junio en un partido para la Historia.

Lo dieron todo ElPozo y el Inter, no se dejaron nada sobre la Pista Azul, escenario de una confrontación apasionante. Ganó el Inter que levantó los brazos al cielo de Murcia, también el conjunto local levantó la cabeza, perdieron pero a lo grande, apretando los dientes hasta el último minuto.

Con ese gesto se jugaron los 40 minutos del tercer partido, con más visión periférica, la Final, las eliminatorias si cabe, de los dos equipos, Inter Movistar y ElPozo Murcia, que no es que creyese en la remontada, sino que le faltó un minuto para alargar una Final eterna, por ser la primera de muchos jugadores históricos para la LNFS, por ser la novena de Inter, por ser el último partido de la leyenda, ya eterno, Kike Boned. No pudo despedirse más a lo grande, algo contradictorio por la derrota, pero perfectamente interpretable por el despliegue que hizo el Gran Capitán en ataque y defensa, ejemplo de lo que ha sido el cierre para el Fútbol Sala partido tras partido, Dos Mundiales y cinco Eurocopas después.

Los primeros minutos del partido pueden definirse con esas dos palabras: Kike Boned. Enorme peleando cada balón, llegando al corte, cayendo a la banda, repartiendo juego y poniendo a prueba a Jesús Herrero, fue la personificación del ‘sí se puede’ junto a Adri, que recuperado de la lesión dejó detalles de su calidad en banda cambiada. El Inter que aguantaba bien en defensa, fue de menos a más. Comenzó encajando el primer gol y terminó alzando el trofeo de la Liga invirtiendo los papeles. La remontada fue verde y no roja.

Con cinco faltas de ElPozo a 09:55 para el final, los madrileños igualaron la contienda por medio de Borja en el 16’, un resultado definitivo al descanso por la aportación de Rafa, protagonista de enormes actuaciones y jugador destacado de su equipo no solo en Murcia, no solo en el tercer encuentro, sino durante toda la temporada.

Es el portero un jugador que mezcla calidad y experiencia, emblema de ElPozo como Kike Boned, que fue el primero en regresar de los vestuarios con el cuchillo entre los dientes y una mochila llena de magia para seguir echándose a su equipo a la espalda. Uno de sus últimos regalos a ElPozo fue una jugada nacida desde la calidad del más equilibrista de los alas, un cambio de dirección con el tobillo que desconcertó a Rivillos y finalizó en un chut dirigido a portería. Fue Rafael el último en tocar, pero ese gol llevaba el alma de una remontada.

Fue un balón que contagió a ElPozo de una fuerza temible, la de la fe. Era posible forzar el cuarto partido, no por creencias intangibles sino porque ElPozo se convirtió entonces en un vendaval rojo, que llegaba una y otra vez a la portería interista, de fuertes cimientos, no obstante. Herrero en ocasiones y la falta de puntería en otras, evitaron el tercer gol. El equipo de Velasco, algo despeinado pero entero, quiso desquitarse el dominio de los murcianos a base de disparos. No entró ninguno, pero cuando el viento pasó, la contienda volvía a estar equilibrada. 2-2 con un gol en superioridad del Inter por doble amarilla de Bebe. Bateria, un puñal por banda, hizo el empate, preludio de la fiesta verde.

Crecía la tensión sobre la Pista Azul y la incidencia de los detalles. Un gol, una falta podría valer un cuarto partido o una Liga. La sexta falta de ElPozo Murcia en el 39’ fue uno de ellos y más cuando Nano Modrego saltó del banquillo para chutar el balón. Especialista en diez metros ante Rafa, que ha parado unos cuantos. El pívot de Inter, que a pesar de no haber podido disputar demasiados minutos ha tenido una tremenda incidencia en los dos títulos verdes de la temporada –también marcó un lanzamiento de diez metros en la Final de Copa de España-, la clavó en la escuadra en el momento preciso. 2-3 a falta de un minuto.

Kike se puso la camiseta de portero-jugador, queriendo la victoria y seguir disfrutando del Fútbol Sala pero Ortiz, acabó de un plumazo con cualquier esperanza marcando desde su campo. El 2-4 que subió al luminoso del Palacio de los Deportes era más que un resultado, era la confirmación de que el Inter volvía a ser campeón de Liga. Minutos después, Kike Boned veía cómo Luis Amado levantaba el trofeo sobre la Pista Azul. También se dio cuenta de que todos le miraban a él, con el trofeo de subcampeón en la mano y muchas cosas que agradecerle. Festejó el Inter, pero ambos se llevaron los aplausos.

Fuente: LNFS

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba