GLORIAS

3
7

KIMBERLEY

Resultado Final - GOLES PT: PABLO MARCONE (K) y FACUNDO FONTANELLA (K); GOLES ST: LUCAS AMARIVILA (G), DAMIAN MARIN (K), DAMIAN N (K), FRANCO SCHNEIDER (K), GONZALO FARACH (K), NICOLAS LOTITO (G), DIEGO FARACH (K) Y NICOLAS LOTITO (G)
PRIMERA A

HORA DE DESPEGAR

Luego de cuatro fechas sin triunfos Kimberley volvió a la victoria frente a Glorias. Le ganó 7 a 3 de visitante, le sacó diez puntos de ventaja a Barracas Central (último hoy en la pelea por entrar al Playoff) y se afirma como uno de los candidatos a quedar entre los ocho mejores.

Por el lado del albirrojo, todo volvió a lo que ya parece normal, sin rebeldía y con un déficit enorme de ideas que profundiza su crisis y está a solo un punto del Playout. El Talar ganó y se acerca mientras que Independiente hizo lo propio y no le da respiro.

Planteado el contexto, resignar la tenencia del balón implica tener la capacidad de achicar espacios y aprovechar los mismos que deja el rival. Ese fue el plan incial de Kimberley.

El equipo de Villa Devoto, se sabe, es un hueso duro de roer; posee la paciencia para gestar juego en los pies de Lucas Martinez Riveras, solidez defensiva con Pablo Marcone y buenos movimientos de rupturas con Facundo Fontanella y el más chico de los Martinez Riveras, Franco.

El déficit de goles del equipo de Nicolás Dieguez fue un problema en el comienzo de esta segunda ronda. La poca fortuna en la finalización, puede determinar el futuro de un equipo y a pesar de eso, Kimberley aprovechó los errores de Glorias y los transformó en goles.

Una vez concretado el objetivo, Dieguez ordenó subir líneas para mantener el peligro fuera del alcance de Lucas Avila o de las transiciones rápidas de Iván Kirschbaum. El equipo de Norberto Olivieri, prácticamente no le generó peligro al equipo Celeste que mantuvo la concentración durante todo el primer tiempo.

Olivieri entendió que sí una presión bien ejercida a la primera línea Celeste era bien ejecutada, las chances de descontar serían mayores. Maxi Gómez, quizás la variante con más dinámica, aportó claridad a la idea y Lucas Avila aprovechó para descontar en el amanecer de un complemento que lucía a pedir de Glorias.

Si tras el descuento, el equipo de Tigre hubiese aprovechado el envión anímico, quizás estaríamos hablando de otro partido. No fue asi, no exisitió la fortuna necesaria, porque el Celeste cuenta con Lucas Farach en el arco.

Kimberley, desde lo emocional, se mantuvo con mayor firmeza y tras lograr el tercer gol sentenció el partido con  absoluta practicidad. Glorias se sumergió en una confusión general, una pasividad pasmosa y sin claridad, nuevamente, para sobreponerse a la inteligencia del rival.

Los de Devoto volvieron a sumar de a tres y poco a poco se acomodan en zona de PlayOff. ¿Lograrán mantener la contundencia cuando reciban a Boca la próxima fecha?

Por Mauro Avila

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba