SELECCIÓN

EMPATE E ILUSIÓN

Argentina finalizó invicta el grupo pese a tener a Brasil en el mismo grupo y ahora esperará por Colombia Uruguay o Paraguay que cerrarán su grupo mañana. El equipo de Larrañaga empató 2 a 2 con el poderoso Brasil y se podrán volver a ver las caras recién el sábado en la final o en el tercer y cuarto puesto en el peor de los casos.

En un partido que seguramente quedará en la historia por varios motivos, Argentina empató con Brasil y finalizó segunda en el grupo A detrás de la verde amarela por diferencia de gol.

El partido fue planteado de manera muy inteligente por Larrañaga. Con mucho orden , paciencia y disciplina pudo aguantar el ritmo impuesto por los brasileros desde el minuto 0.

Antes del primer minuto Simi ya había avisado con un fuerte remate que salía desviado y la presión de Brasil se hacía sentir.

La primera llegada Argentina fue a los 3 minutos de juego con un remate sin riesgo de Taborda.
Poco había pasado cuando llegó la primera rotación de la selección nacional que utilizó a 9 de los 14 convocados ( Cuzzolino y Borruto afuera y Gonzalez y Vaporaki no entraron pese a estar en el banco). 
Cambiaron los jugadores pero el desarrollo seguìa igual, Brasil atacando, y Argentina esperando una posible contra que todavía no parecía llegar.
Brasil empezaba a utilizar el recurso de media distancia ya que la sólida defensa no dejaba penetrarse.
Gadeia en varias oportunidades hizo volar a Elias, y Valdin Elias y Falcao se juntaban para hacer esforzar al màximo a los defensores Argentinos.

Pasaban los minutos y el tanteador todavía estaba en 0 y si bien el que más cerca estaba era Brasil, a 6 minutos del final Santi Elias sacó largo (como intentó toda la noche), salió mal Jean, arquero brasilero y cuando Basile la quiso parar con el pecho se lo llevó puesto comentiendole falta y no pudiendo detener la pelota que fue directo al arco para el delirió de todo el polideportivo de Almirante Brown. Argentina ganaba 1 a 0 sin mucho poder ofensivo, pero sin duda un premio a la paciencia y efectividad.

Como si se hubiera relajado el equipo, 1 minuto y medio más tarde, luego de una pelota parada, Je apareció absolutamente solo para estampar el 1 a 1 con que finalizaría la primera etapa.
En la segunda mitad, arrancó palo y palo los primeros 3 minutos. Primero Rescia para los locales y después Gadeia y Rodrigo se perdían la oportunidad de ampliar el marcador y todo seguía en paridad.
Lentamente Brasil volvía a inclinar la cancha y pese a las rotaciones, todos tenían muy en claro que era un partido para marcar e intentar contragolpear rápido. Rodrigo comenzó a crecer por la banda izquierda pero niguna jugada podía terminar con destino de red. Elias de gran actuación seguía tapando todo y los minutos seguían corriendo.

Distintas jugadas preparadas intentaron los brasileros pero siempre había una pierna Argentina para salvar. Fafasuli, Planas, Belsito y Arellano en distintas oportunidades taparon remates que iban directo al arco.

A menos de 7 minutos del final, nuevamente otro tiro libre desnivelaría el juego. Un remate preciso de Rodrigo iba a ser imposible para el arquero de Pinocho y Brasil se ponía por primera vez en ventaja.

Si pensaron que ahora se vendría otro partido se equivocaron porque a 4 minutos del final Argentina le pagó con la misma moneda y a la salida de otro tiro libre en la puerta del área , el que quedó solo afuera fue nuevamente Santi Basile para poner el 2 a 2 que sería el resultado definitivo.

Los últimos minutos Argentina aguantó y tuvo un corner en la última pero no pudo aprovecharlo y finalmente fue empate que deja a los 2 invictos, a Brasil puntero, Argentina segundo, ambos esperando rival y con ganas de volver a verse en la final.
Lucas Makarz
1 Comment

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba