PRIMERA A

EMPATE CON GUSTO A POCO

Kimberley y River igualaron 2 a 2 en el Microestadio Malvinas Argentinas y se fueron insatisfechos. Ambos equipos tuvieron chances en un encuentro muy disputado y con varias protestas.

El primer tiempo fue intenso, el equipo dirigido por Leandro Planas salió a presionar bien arriba y provocó varios errores del rival en salida, River generó las primeras chances y Lucas Farach respondió con solidez. A Kimberley le costó encontrar su juego, sin embargo cuando River le cedió la pelota, llegó con claridad al arco de Sarmiento.

La primera emoción de la noche llegó cuando Checheo Romero asistió con sutileza a Santiago Francini para que de cabeza ponga el 1 a 0 en favor del millonario. El gol no cambió la tónica del partido, los dos equipos siguieron buscando con intensidad y se cargaron de faltas, protestaron mucho y el reloj corrió poco. Sobre el final, Santiago Basile tuvo en sus pies el empate cuando ejecutó una sexta falta, pero su tiro se fue muy desviado.

En la segunda mitad el equipo de Hernán Basile cambió la imagen, jugó mejor con la pelota y comenzó a inquietar a River.

El equipo de Planas fue más incisivo y Lucas Francini avisó dos veces con remates que se fueron cerca, a la tercera no perdonó Lucas Farach tomó la pelota en su área, la bajó y emprendió una heroica corrida y fusiló a Sarmiento para estampar el 1 a 1. Enseguida Noé Pérez Leiva casi grita el segundo pero su disparo se fue apenas afuera, en l contra, Lucas Francini recibió de espaldas, giró muy bien y desde un ángulo cerrado convirtió el segundo.

Kimberley, nuevamente en desventaja, tuvo que quemar las naves y se adelantó en el campo de juego, presionó y fue por el empate. La presión de Gonzalo Farach surtió efecto, le robó a pelota a Gabriel Palleiro en salida y le cedió el empate a Hernán Serra.

Con la paridad ambos volvieron a generar chances, Farach se lució ante el menor de los Francini y le dio vida al “celeste”. En el final, cuando Serra ya jugaba como arquero jugador, Kimberley tuvo la victoria, hizo la jugada perfecta, Albertini llegó solo abajo del arco pero la fortuna le jugó una mala pasada, la pelota le rebotó en el epcho y le quedó en las manos a Sarmiento, que de volea pudo marcar el tercero, la pelota se elevó por el aire, dio un pique y salió al lado del palo.

El final fue 2 a 2 con ambos equipos en quinta falta y protestando todos los fallos. Kimberley no pudo recuperarse de la derrota ante Boca y quedó algo relegado en la tabla. River por su parte, sumó una unidad tras sendas derrotas, peor se fue con bronca por no haber podido mantener el resultado cuando estuvo arriba en el marcador.

Por Juani Majluf

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba