INTERNACIONAL

EL CLÁSICO URUGUAYO FUE PARA PEÑAROL

Peñarol venció a Nacional 2-0 en el encuentro clásico que se disputó en la Scuola Italiana por la 6ª fecha del campeonato uruguayo, con un marco de público que desbordó el escenario, el cual volvió a tener el color que a todo amante del fútbol sala le gusta ver.

Un compromiso que se jugó con importantes bajas, ya que por el lado aurinegro la ausencia de Nicolás Ordoqui se da por la expulsión en el cotejo de la quinta jornada ante Malvín; y en el tricolor Diego Arjona y Xavier Medina no estuvieron a la orden, el primero por ser sancionado con cartón rojo en el duelo ante Boston River y el pívot, por una lesión que no logró recuperarla para el enfrentamiento ante el tradicional rival, no pudo estar a la orden.

En lo previo se pudo mencionar la igualdad en puntos con la que arribaron ambos planteles, nueve unidades tenían los dos clubes y realidades distintas por lo apreciado en la fecha anterior al cruce clásico. Pero habrá que analizar el potencial con el que cuentan los técnicos de las instituciones grandes que tiene el campeonato uruguayo. Por un lado, Daniel Varela, con una base relevante con la que Peñarol salió campeón de la temporada 2014, y además con las incorporaciones como la de Víctor Rodríguez y Daniel Laurino, jugadores un nivel importante para el medio local.

En tanto, Nacional se presentó con muchas variantes, y con nombres nuevos que se observan en esta competencia, tal es el caso de Marcelo Berrini, quien con pocos minutos en cancha, pudo demostrar su notable potencial para este tipo de deporte.

Un primer tiempo que tuvo un claro dominio por parte de Peñarol, seguridad, creación, ofensiva y una rotación del plantel que le permitió sacar una diferencia de dos goles, los cuales fueron justos y merecidos para lo realizado en los 20 minutos iniciales. Un quinteto carbonero que formó con Mathias Fernández, Pablo Lanza, Nicolás Sacco, Daniel Laurino y Facundo Silveira, este último fue el autor del primer tanto en el compromiso a las 15, tras una excelente asistencia de Víctor Rodríguez. El “Papu” marcó en un momento que el conjunto albo cerró toda posibilidad de llegada de su rival, y con una fuerte presencia de Jorge Sena en la defensa, no le permitía generar con claridad sobre el arco defendido por Christian Gaitán.

Inmediatamente, Pablo Lanza anotó el segundo para el aurinegro con una fórmula similar a la trabajada en la apertura del marcador. Pase del “Negro” Víctor en profundidad, y el líbero mandó guardar el balón en redes contrarias a poco del final del primer tiempo. Un golpe duro para el plantel comandado por Aníbal Roba, ya que las chances en ofensiva eran escasas, y momentos de distracción le costaron los dos goles en contra, con nula responsabilidad del arquero albo.

El complemento no mostró la misma intensidad que el tiempo inicial, y por momentos se tornó un trámite aburrido con muy pocas ocasiones sobre los arcos. Nacional logró tener el balón, y tras el ingreso de Agustín Sosa, figura en sub-19, el tricolor cambió la imagen, se animó a atacar y las chances claras aparecieron en los pies del juvenil, el cual muestra una proyección interesante pensando en un futuro no tan lejano. Oportunidades que por falta de efectividad malogró el equipo de La Blanqueada, pero el cansancio apareció en grandes proporciones por el lado de Diego Garrido, Matías Medero y el propio Jorge Sena, jugadores claves que no rindieron al máximo y fue contraproducente para el juego planteado por el tricolor.

Peñarol rotó el plantel, encontró actuaciones excelentes, regulares, que se complementaron en todo momento y sacaron adelante un compromiso de suma relevancia, tanto en lo anímico como en lo deportivo. Mantienen una consecución de compromisos clásicos ganados que se remontan a la temporada 2014 y que lo dejan bien  ubicado en la tabla de posiciones en este actual campeonato.

Nacional continúa con el proceso de rearmado del plantel, la ida de jugadores y el cambio en el cuerpo técnico, generó un desequilibrio que se observa en la cancha, con dificultades para mantener una regularidad en cada una de sus líneas. A eso habrá que sumarle las bajas por expulsiones y lesiones, otro factor que ataca diariamente al conjunto dirigido por Roba. Buenos rendimientos de Gaitán y Sosa, escasas apariciones de Mauro Ruiz y Medero, y una falta en ofensiva que se expuso en toda la tarde.

El aurinegro realizó un correcto partido, con puntos altos en Sacco, Laurino y Víctor Rodríguez, jugadores que se mostraron activos en reiteradas ocasiones generadas sobre el área rival. Las variantes que ingresaron en el cotejo respondieron y dieron resultado a lo pedido por el técnico Varela, y por lo mencionado anteriormente, sacaron adelante un compromiso de forma excelente con rendimientos de suma relevancia.

Detalles del encuentro en #Primera:

Peñarol 2-0 Nacional (en Scuola Italiana)

Goles: Facundo Silveira y Pablo Lanza (P)

Por Guillermo  Graña // Twitter: @Guille263

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba