PRIMERA B

EL CALAMAR EMPATÓ Y PERDIÓ TERRENO

Estrella de Boedo y Platense armaron un atractivo partido y pese a que ambos pudieron ganarlo, repartieron puntos en un emotivo 4-4 que habrá que esperar para saber si le sirve a alguno. Los de Hernán Basile se mantienen segundos en la zona B, aunque a cuatro unidades de El Porvenir.

Carlos Moreira intenta zafar de la marca de “Papaíto” Rodríguez.

Era un duelo que prometía en la previa de la fecha 13 de la zona B, porque Estrella de Boedo acumulaba tres partidos sin victorias y necesitaba sumar de a tres, mientras que Platense no le quería perder pisada al puntero El Porvenir.

Y en la cancha no defraudaron, un emotivo empate 4-4 que, si bien parece no servirle a ninguno de los dos, por la gran cantidad de vaivenes en el marcador y el dominio, terminó conformando a ambos.

Estrella, sin su DT Diego Fenelli en el banco por un problema personal, salió totalmente convencido de lo que tenía que hacer, presión sobre el hombre en la salida del rival. Así sorprendió a un Platense que no tuvo argumentos durante los primeros 15 minutos para contrarrestar esa situación.

Pero en un mal que parece repetirse en los últimos encuentros para el conjunto de Boedo, la pelota se negaba a entrar al arco, ayudada en gran parte por la estupenda actuación con la que arrancó el juego Nahuel Iezzi y los palos, que también estuvieron del lado de la visita.

Ese dogma futbolero que pugna que hay que convertir las chances que se presentan para no sufrir en el arco propio se reposaba sobre el cemento de Boedo para acompañar la apertura del marcador, que iba a ser para el visitante tras una aparición fantasmal de Daniel Licciardello por el segundo palo, para coronar un buen contragolpe.

Pero a diferencia de los boxeadores, el local no sintió el golpe y su contraataque no se hizo esperar. Marcelo Diz se filtró por entremedio de la defensa, el rebote de su remate derivó en los pies de Rodrigo Rolandi y el “10” de primera anticipó a los jugadores de “Tense” para poner el 1-1 con el que terminó la primera etapa.

El segundo tiempo sería una entrega mucho más entretenida y con puntos de alta tensión, bien manejados por la dupla Diego Sobral y Gerardo Lencina, pese a que en algún momento faltó una amarilla en el aire para calmar los ánimos.

Boedo no bajó el ritmo, presionó, robó varias pelotas pero no era su noche en la definición. Hasta que a los cuatro minutos, tiro libre sobre la izquierda a diez metros del arco, Gastón Cermelli se hizo cargo y puso la pelota entre la barrera y el palo, ante la mirada atónita del arquero Iezzi, que no pudo explicarse cómo su equipo pasaba a perder 2-1.

Platense no reaccionaba, la buena cantidad de público “calamar” que llegó a Estrella se dio cuenta y por eso empezó a levantar desde afuera con su aliento.

Y en un minuto, los de Hernán Basile lo dieron vuelta. Primero con el oportunismo goleador de Leandro Buchet y después gracias a la pegada de Jorge “Papaíto” Rodríguez que no desaprovechó la superioridad numérica por la expulsión de Cermelli, por una violenta infracción de último recurso.

Era el peor momento de Estrella, nervioso y metido de lleno en el juego del roce que proponía Platense.

Pero bajo ese panorama, Boedo iba a encontrar el empate con un puntazo bajo de Damián Gómez a los 12 minutos.

Ninguno de los dos quería la igualdad aunque con distintos arguementos. El “Calamar” esperaba en mitad de cancha algún contragolpe salvador, mientras Estrella presionaba hombre en toda la cancha pese a contar con un banco corto, por un par de lesionados.

Y fue la visita la que volvió a pegar, en el duelo de “10”, Rolandi le quiso tirar un caño en la salida a Rodríguez y “Papaíto” no perdonó ante el achique de Alan Heredia, el juvenil que ocupó el arco una vez en reemplazo de Maxi Aprea y tuvo una actuación importante en algunos momentos.

Faltaban menos de cinco minutos, la gente “marrón” festejaba y Boedo fue paciente, esperó su momento y mientras la defensa de Platense dormía la siesta en un córner, el interminable goleador Mariano Maire apareció en el centro del área y clavó el 4-4.

Todavía faltaba un capítulo más: a los 17:18 César Quiroga veía la segunda amarilla en el local y dejaba el cierre del partido a merced del escolta de la zona A.

Platense no tuvo argumentos, apenas si pudo patear un par de veces al arco con uno más y dejó que el triunfo se le escurriera de las manos.

La igualdad dejó al “Calamar” en la segunda posición, cuatro puntos abajo de El Porvenir, que volvió a tomar distancia en la cima y todavía debe quedar libre. La próxima semana, Platense recibirá a Las Heras en Vicente López.

Boedo acumuló su cuarto partido sin triunfar, navega en la mitad de tabla y tratará de recuperar la sonrisa en un duelo para alquilar balcones frente al recuperado General Lamadrid.

Síntesis del partido:

Estrella de Boedo: 12- Juan Heredia; 6- Gastón Cermelli, 5- Carlos Moreira, 10- Rodrigo Rolandi y 9- Damián Gómez. Ingresaron: 3- Marcelo Diz, 8- Mariano Maire, 14- César Quiroga y 15- Javier Suárez. Suplentes: 1- Maxi Aprea (C) y 13- Juan Coro. DT: Nahuel Suberbie.

Platense: 1- Nahuel Iezzi (C); 5- Emiliano Alvarez, 4- Emiliano Pinto, 7- Daniel Licciardello y 10- Jorge Rodríguez. Ingresaron: 2- Lucas Miranda, 8- Brian Luccioni, 6- Lucas Costas y 11- Leandro Buchet. Suplentes: 12- Sebastián Velázquez y 9- Nahuel Soldavini. DT: Hernán Basile.

Goles en el PT: 16 min Licciardello (P) y 17 min Rolandi (EB).

Goles en el ST: 4 min Cermelli (EB), 9 min Buchet (P), 10 y 15 min Rodríguez (P), 12 min Gómez (EB) y 16 min Maire (EB).

Incidencias ST: 10 min expulsado Cermelli (EB), por juego brusco, y 17:30 min expulsado Quiroga (EB), por doble amonestación.

Árbitro Principal: Diego Sobral.

Árbitro Asistente: Gerardo Lencina.

Cancha: Estrella de Boedo.

Por Diego Provenzano

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba