PRIMERA A

CORTÓ LA RACHA

    Y un día Racing volvió a ganar de local. Claro, es que la institución de Avellaneda todavía no había podido lograr ni un punto en su cancha desde que la remodelaron. Para colmo, al minuto de juego ya estaba en desventaja ante Banfield y parecía la misma historia de siempre. Sin embargo gracias a la gran actuación de Gabriel Santos, quien marcó tres goles, la Academia pudo dar vuelta el partido para cerrar un 6-4. Merecido.
    Ambos necesitaban los tres puntos como el aire para respirar, ya que estaban en zona de descenso directo. Los dirigidos por la dupla Martino-Parrilla se durmieron en el comienzo, como  frente a Juvencia y la visita pegó primero, gracias a Hernán De Battisti. Sin embargo, a diferencia de aquel encuentro, supieron reaccionar a tiempo. Presionaron y llegaron varias veces al arco rival, como acostumbran los albicelestes. Así fue que pusieron las cosas 2-1. A pesar de eso,  se fueron al entretiempo igualados, ya que en una jugada desafortunada, el balón impactó en Gastón Lestón, luego de un tiro de Bruno Siciliano, que no tenía dirección de gol, e ingresó al arco. El arquero académico se mostró enojado en el final de la primera mitad, ya que su equipo no cuidaba la pelota y quería seguir atacando, cuando faltaban 20’’, exponiéndose a sufrir un contragolpe e irse al descanso en desventaja.  
    En la segunda etapa Racing creció en el juego y Gabriel Santos mantuvo el buen nivel, que lo llevó a marcar su hat-trick. El número 11 tomó la pelota en su campo y definió al primer palo, tras una corrida de área a área. Otro golazo fue el de Juan Villagrán, quien se la picó al arquero del Taladro. Parecía que Racing tenía el partido dominado, más aún cuando llegó el quinto gol, por intermedio de Lucas Chavarría. Sin embargo Banfield se despertó y llegó a ponerse 4-5. Primero con un tiro cruzado a la salida de un córner de Jorge Denda y después con una definición, en la que Siciliano demostró su frialdad frente al arquero.
   A medida que pasaban los minutos, aumentaban las caras de incertidumbre en la tribuna de los de Avellaneda. Claro, es que ni se querían imaginar no sumar, nuevamente, puntos de local. Pero por suerte para ellos y desgracia para Banfield, apareció Gonzalo Rodríguez, quien, con un tiro desde su campo, marcó el 6-4 final.
     Así Racing salió de la zona de descenso directo, dejando últimos en los promedios  a Parque y Banfield. 
MIRÁ LOS GOLES DEL PARTIDO EN A DOS TOQUES.
Hernán Murdocca.
1 Comment

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba