PRIMERA A

“SE CUMPLIÓ UN CICLO”

Luego de tres años al frente del equipo, Sebastián Mareco dejó de ser el DT de Villa La Ñata. El entrenador deja su huella en el conjunto de Benavídez donde logró ser campeón de la Liga Nacional y volver a jugar la Copa Libertadores.

Se terminó la estadía de Sebastián Mareco en Villa La Ñata, tras tres temporadas el director técnico consensuó su salida con los dirigentes y en los próximos días se anunciará quien se sentará en el banco de la Ola Naranja.

¿Por qué no seguís en La Ñata?

Se cumplió un ciclo y creo que es lo mejor para todos, fueron tres años hermosos, llenos de alegrías y emociones. Fue un período muy intenso y el desgaste se siente . Estamos agradecidos de por vida a este club y a los jugadores que nos permitieron cumplir el sueño de ganar un torneo como la Liga Nacional en Primera. Fuimos subcampeones del torneo local y de la Copa Argentina, campeones de la Copa A Dos Toques y de la Liga Metro. Estamos muy agradecidos, especialmente a Daniel (Scioli) que nos bancó y cumplió todos los “caprichitos” del cuerpo técnico que no eran pocos (risas).

¿Esperabas esta salida? 

Me hubiese gustado quedarme, pero sí, era algo que se venía barajando y llegó. Hoy la situación económica del país influye mucho en los clubes y bueno, esta claro que así el club llegó a su techo y yo también, por eso esperemos que sea lo mejor para todos.

¿Qué balance haces de estos tres años al frente del equipo?

El balance es super positivo, creo que logramos formar un equipo competitivo, ganador, con una identidad clara y fue mucho más que lo que todos dicen “un equipo de potrero”. También a nivel club logramos un sentido de pertenencia, las inferiores crecieron mucho con una linea de trabajo clara que permitió títulos en Quinta y Tercera y competir bien en Todas las demás. Sumándole a esto que al plantel de Primera se le sumaron mas de seis jugadores que terminaron jugando en Primera y siendo importantes.

¿Qué fue lo mejor y lo peor de la Ola Naranja?

¿Lo mejor? lejos la familia de La Ñata, el grupo de gente que trabajó para que pudieramos estar cómodos y obviamente los jugadores que se entregaron a la causa para pelear todo desde el día uno.  Una mención especial al Pichichi que fuera de la cancha fue como un padrino, que aconsejó y ayudó siempre en las cosas que nesecitamos y fueron muchas. ¿Lo peor? No se si hubo peor, como en todos los clubes hay problemas ni más ni menos que en otros, este tiene su particularidad como cada club. Lo peor te diría que no depende del club y sería el prejuicio que hay sobre La Ñata. Sí claramente lo peor fue cuando no lo dejó patear penal al “9” mi profe y la ligué yo contra Kimberley por Copa Argentina (risas).

¿Cómo sigue tu futuro? ¿Querés seguir dirigiendo?

Obviamente que quiero y lo tengo que hacer si no me verán pidiendo monedas en los estadios(risas). Hoy estoy sin club, esperando a ver que sale.

Imagino que tendrás millones de agradecimientos…

Dejame agradecer a mi cuerpo técnico que fue muy importante para todo esto que pasó, a Mati el utilero que fue más que eso, se puso el club al hombro en el peor momento, a los jugadores que dieron la vida, a los padres y chicos de Inferiores, a la “banda de los Kikos”, a Omar y Buyo que trabajaron de corazón y sobre todo, otra vez a Daniel que se portó mil puntos y por último a Carlitos que fue quien me trajo y cuidó para que este 10 puntos y para hacer que alguno se enoje (risas) a Agustín.

En estos tres años el equipo dirigido por “Coco” alcanzó la Final de la Copa Argentina (2017), ganó la División Elite de la Liga Metropolitana (2018), se adjudicó la Copa A Dos Toques (2018), llegó a la Final del Playoff del Futsal AFA (2018) y obtuvo la histórica LNFA 2018 en Ushuaia. En 2019 jugó la Copa Libertadores en Boedo y logró dejar al equipo en Primera tras vencer a Independiente en el Playout.

“SE CUMPLIÓ UN CICLO”
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba