INTERNACIONAL

CLÁSICO MANYA

Peñarol venció 6-3 a Nacional en el Superclásico Charrua que se disputó en el Complejo Deportivo UTU-ITS por la 8ª fecha del Campeonato Uruguayo, donde el equipo aurinegro cortó con una racha de seis encuentro sin ganar ante su tradicional rival.

Con el encuentro reprogramado por inconvenientes con la humedad que se tuvo el sábado (17/6), la Mesa Ejecutiva fijó el enfrentamiento, donde mantuvo las mismas medidas de seguridad, las cuales lamentablemente prohibieron el ingreso al público general y solamente se manejaron listas para jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y prensa.

Primer tiempo que tuvo en cancha un quinteto aurinegro conformado por Mathias Fernández, Gabriel Debat, Nicolás Sacco, Ignacio Buggiano y Nicolás Ordoqui, quienes se mostraron sólidos, concentrados y con una firmeza en diferentes zonas del escenario que anularon todo intento de ataque del oponente de turno. En tanto, Nacional puso en el inicio a Emiliano Sotelo, Gabriel Palleiro, Leandro Ataídes, Diego Arjona y Joaquín Varietti.

Oportunidades para ambos bandos. Llegadas sobre los arcos, pero concreción a los 4 minutos por parte de Ordoqui tras asistencia de Sacco, quienes en una perfecta combinación abrieron el marcador y encaminaron una victoria parcial.  Los tricolores buscaron la paridad y se apostó a la creación de juego en el ingreso de Matías Daguerre, pero fue controlado de forma correcta. Entrenador carbonero que puso a Guillermo Goerki, quien acertó y encontró una pieza fundamental para estirar la diferencia, ya que habilitó al goleador Ordoqui en la anotación del segundo tanto.

Golpe en el tanteador y desprolijidades defensivas que se hicieron notar en la plantilla alba. Pero el querer descontar sobre el final de la primera parte, mostró variantes en Felipe Volz y Agustín Sosa, quienes generaron escasas chances sobre la valla de Fernández y en una clara ocasión, la mano del pívot anuló lo que era el 2-1 en una buena apreciación de la dupla arbitral compuesta por Andrés Martínez y Marcelo Altez.

Complemento que mostró un cambió en la propuesta de Nacional, equipo que salió con otra disposición en busca de revertir la situación observada en los minutos iniciales. Pero el 3-0 en los pies de Sacco generó un complicado panorama para los conducidos por Aníbal Roba. Resultado justo y merecido para lo que expuso Peñarol en lo que iba del partido, donde la solidez y la firmeza en la idea plasmada en cancha, mostró superioridad ante su rival.

La emoción en el cotejo no faltó y el conjunto albo encontró las armas para descontar en un momento importante. Varietti, figura indiscutida en la visita, pudo batir la defensa de Debat y marcó el 1-3, jugador que fabricó una falta cerca del área carbonero, lugar donde apareció el 2-3 por intermedio de Palleiro.

Relevantes minutos sin mostrar jugadas claras en ofensiva, y en donde la cancha empezó a jugar su papel, ya que la humedad invadió nuevamente el escenario de I.T.S. y afectó todo el transitar del duelo clásico. Poca firmeza, la cual modificó la confianza de los jugadores para poder moverse y avanzar, y un espectáculo que se desdibujó por lo mencionado. Igualmente, el rendimiento de Goerki no cayó y escaló con la anotación de dos goles que liquidaron el cotejo a falta de dos minutos para el pitido definitorio.

Nacional no encontró el camino y se complicó en reiteradas acciones que intentó ofender el área rival. Varietti y Palleiro los jugadores parejos y destacados. Ataídes tuvo dificultades para derrotar la marca de Sacco. Arjona no estuvo fino en su sector y de allí no se conformó una defensa que diera solidez al trabajo de Sotelo en el arco.

Peñarol estuvo firme en diferentes zonas de la cancha. Ordoqui de enorme despliegue en el primer tiempo. Goerki, acierto e ingreso sin errores. Buena marca de Buggiano y colaboración en reiteradas jugadas ofensivas. Enorme respuestas de Fernández, atajadas claves y necesarias para solo recibir tres tantos.

Figura indiscutida en Nicolás Sacco. Jugador de un crecimiento sin discusiones. Pilar de un conjunto aurinegro que se mostró regular en cada instante del cotejo, con una anulación del juego de Ataídes y una ganancia en terreno tricolor que le permitió asistir y anotar en valla contraria. Coincidencia en todo el equipo de A Dos Toques para elegirlo como mejor hombre en cancha, quien merecido y justo tuvo su recompensa.

El plantel aurinegro rompió con una racha de seis partidos sin ganar clásicos. Igualó la línea de Nacional en la tabla de posiciones, pero con un partido menos. Es la plantilla con mejor saldo de goles y ubica a Ordoqui entre los tres goleadores del Campeonato Uruguayo. Perfecto momento de la plantilla conducida por Gonzalo “Lalo” Fresia.

Fuente: A Dos Toques Uurugay

 

CLÁSICO MANYA
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba