PRIMERA A

CLÁSICO EMPATE

El clásico del barrio estuvo para cualquiera, fue un partido de ida y vuelta constante en el que ninguno de los dos equipos desplegó su mejor fútbol. Caballito Juniors tuvo mas posesión de pelota intentando controlar el juego. Ferro pos su parte, propuso de contra y complicó bastante. El empate fue el resultado más justo para un encuentro por demás parejo.

Ni bien empezado el cotejo y cuando todos se estaban acomodando, a los 27 segundos, Aostri Garasa disparó desde atrás de mitad de cancha y el balón cayó bombeado en el ángulo sorprendiendo a Mandayo que confiado, tardó en reaccionar. El gol traído desde el vestuario tranquilizó a los locales y desató la euforia en su pública que le puso color a la noche fría en América del Sud.
El gol tempranero pareció desconcertar a Ferro, que tardó en reaccionar. En los primeros 10 minutos, las situaciones mas claras las tuvo Caballito, Aostri Garasa y Vilchez (de rabona) tuvieron la chance de aumentar el marcador pero no pudieron. la visita solo arrimó con un disparo cruzado de Alvarez que pasó cerca del arco de Nakamura, arquero que reemplazó a Botinelli.
El banco de Ferro
Con un par de cambios, Meirama ordenó a su equipo y el partido se emparejó. Del Puerto, Aciar y G.Cigliano perdieron chances claras abajo del arco. Caballito arrimó con un mano a mano donde Romeu hizo  lucir a Mandayo cuando lo quiso eludir.
Lo más increíble de la primera etapa llegó sobre el final, primero tras una gran contra manejada por G.Cigliano que dejó a Romano con el arco a su merced y cuando todos gritaban el gol del empate, la pelota dio en los dos palos y salió ante la mirada de Nakamura que estaba derrotado en el piso. Un minuto después, Barbona con el arco solo también el dio al palo tras una gran pared. Así se fueron al descanso con la victoria parcial del local por uno a cero.
En la segunda parte, se vio mas paridad que en la primera, hubo minutos de juego intensos donde se lucieron ambos arqueros. Ninguno de los dos tenía claridad en el juego, así y todo se las rebuscaban y generaban muchas situaciones. Como dato de color queda la advertencia del árbitro Dardo Viña ala parcialidad de Caballito por cantar con insultos hacia el club visitante.
Cuando el reloj electrónico marcaba 10 minutos, Barbona aprovechó un error de Mandayo y empujó la pelota abajo del arco y poner el 2 a 0, festejo con el pulgar en la boca y delirio de toda al hinchada local.
Ala jugada siguiente, Ferro atacó con mucha gente y Lombardi con un disparo fuerte desde afuera logró el rápido descuento.
Nakamura, reemplazante de Botinelli
A partir de allí, el equipo visitante buscó el empate, empujó y empujó, lo tuvo Lombardi nuevamente pero no pudo. A los 15 minutos llegó el premio a la insistencia, desborde por la derecha y toque al gol abajo del arco de Martinez Dios, que lo gritó con alma y vida de frente a la parcialidad de Caballito. Partido empatado con final abierto. Lombardi tuvo el tercero en sus pies pero no la pudo meter, en la última Mandayo salvó a Ferro y terminaron en tablas.
El 2 a 2 dejó más contento a Ferro que lo festejó como un triunfo, Caballito sumó un punto que le quitó la chance, por ahora, de poder depender de sí mismo de cara al final del torneo. Con este resultado se ubica a 4 puntos del puntero Pinocho, con un partido menos. Por su parte los dirigidos por Meirama, sumaron su octavo empate en 14 presentaciones y suman 14 puntos.
Por Juan I.Majluf
6 Comments

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba