ARCHIVO 2011

BOEDO ASEGURÓ LA PERMANENCIA Y CONDENÓ A BANFIELD

El equipo de César González tenía que ganarle a Hebraica para mantener la categoría y sellar el descenso del ‘taladro’, enfrente tuvo a un duro rival que lo tuvo a maltraer hasta en la última pelota, pero pudo festejar. Fue 4 a 3 en un partidazo y se festejó como un título.

Todas las dedicatorias fueron contra Banfield y Pinocho, la victoria de los conducidos por ‘Chequi’ Gazzo sobre el campeón el último viernes no cayó bien en Boedo y solo servían los tres puntos para no descender. La noche no comenzó bien para los locales y Mati Edelstein con un golazo de tiro libre abrió la cuenta para los dirigidos por Nico Noriega.

Estrella, con el empuje de su gente, reaccionó rápido y tras un saque rápido de Seba Regueiro, salió la contra perfecta para que Lucas Cordioli la termine en la red. En la previa, todo Hebraica reclamo que era córner y no saque de arco.

El gol le dio tranquilidad a los locales, que comenzaron a jugar mejor y se pusieron arriba tras una jugada de córner y un gran anticipo de Gonzalo Nieri que dejó sin respuesta a Guido Mosenson. Con el 2 a 1 los dos tuvieron chances de marcar, los locales pudieron aumentar peor el palo le dijo que no a Tomy De Russis y el resultado no se modificó hasta el descanso.

En el complemento los dirigidos por César González pegaron de entrada y Alejo D’Acri puso el 3 a 1, Hebraica respondió rápido y el goleador Pablo Pastor apareció por el segundo palo para descontar. Los locales se defendieron bien, controlaron a Mati Edelstein y anotaron el cuarto gracias a Axel Pérez, que nuevamente tras un córner, pudo mandar la pelota a la red.

La visita no se dejó amedrentar por el gol, siguió atacando, fue por el descuento y lo consiguió en los pies de Elio Giupponi, quien tras una gran jugada individual anotó el 3-4 y le puso incertidumbre al marcador. Estrella sufrió en el final, defendió cada pelota como si fuera la última y casi desciende cuando el propio Giupponi no pudo empujar la bola en el segundo palo a falta de diez segundos.

La chicharra sonó y Estrella de Boedo celebró la permanencia como si fuera un título, lágrimas, emoción y mucha alegría fue lo que transmitieron los jugadores del equipo comandado por César González, que pudo lograr el objetivo y decretó el descenso de Banfield, que al igual que El Porvenir y Arsenal jugarán en la Segunda División en la próxima temporada.

 

 

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba