INTERNACIONAL

BATALLÓ DE PIE Y TERMINÓ CUARTO

Luego de una semana muy atípica, donde más allá de los resultados deportivos, que habrá que analizar en otro momento, Kimberley pudo terminar la competencia de pie, corriendo hasta el último minuto y a pesar de que no pudo subirse al podio, obtuvo el cuarto puesto en la Copa Libertadores que se disputó en Paraguay.

El profundo duelo que atravesó el plantel tras el fallecimiento del padre de Hernán y Santiago Basile en el medio de la competencia y las intoxicaciones de varios jugadores, que terminaron con suero tras padecer fiebre y vómitos, pusieron en duda la presencia del ‘celeste’ en el partido por le tercer y cuarto puesto ante Rionegro de Colombia. Sin embargo el entrenador dispuso jugarlo igual, batallar de pie y fue derrota 2 a 1.

Kimberley sufrió bajas sensibles y no estuvieron presentes ni Lucas Farach, ni Santi Basile, ni Martín Persec ni el capitán Diego Albertini. Con gran parte de la columna vertebral afuera fue el gladiador Pablo Marcone el que tomó la posta y abrió la cuenta a los 7 minutos de la primera etapa pero a los 16 Daniel Bolivar lo igualó y se fueron en tablas al descanso.

En el complemento los colombianos lograron el desequilibrio a los 5 minutos con una buena jugada finalizada por Jonathan Giraldo Toro y no hubo tiempo para más, el ‘celeste’ tuvo algunas en los pies del ‘vasco’ Iribarne pero no pudo igualarlo.

De esta manera, fue Rionegro el que se quedó con el tercer puesto. Kimberley finalizó cuarto, contra viento y marea, demostrando que se puede terminar la competencia de pie a pesar de todo. Más adelante habrá tiempo para el análisis fino de los resultados que dejaron un saldo de dos victorias, un empate y tres derrotas en seis partidos jugados.

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba