PRIMERA A

BARRACAS SE METE ENTRE LOS GRANDES

El equipo de Baiza le ganó otro histórico partido a Boca y quedó segundo, pasando justamente al Xeneize llegando al borde de los 40 puntos, y sellando la mejor campaña de su historia cerca de adueñarse de la privilegiada posición de escolta.

No llama la atención a esta altura que Barracas haga otro partidazo, ya que fue el único equipo de los cuatro de arriba que no perdió contra ninguno de los otros tres (Le ganó a Boca y Pinocho y empató con Kimberley), tal vez sea más relevante que el equipo de Meloni haya perdido tres de los últimos cuatro partidos y por primera vez en los últimos años pueda terminar cuarto y no haya llegado a los cuarenta puntos, dejando 13 unidades en el camino.

Sin embargo la nota debe tener a Barracas como protagonista ya que ha sido excelente su campaña perdiendo tan solo un partido y empatando tres, quedando a cuatro puntos (con aún una fecha por jugar) y con la posibilidad de adjudicarse el segundo puesto lo que podría llegar a beneficiarlo en un futuro si los de Basile vuelven a ser campeones, para el ingreso al próximo Nacional.

Boca sintió fuerte el golpe de Kimberley, ya que sintió que en ese partido perdió el campeonato y no pudo volver a ser ese temible equipo, en las últimas tres fechas perdiendo dos y ganando una por dos goles a Lomas como visitante.

En la noche de ayer había pegado primero el Xeneize con Garcias, pero luego un doblete de Lamas y el tercero de Pucheta pusieron el 3 a 1 definitivo con el que Barracas volvió a ganar, estiró su invicto y quedó a un paso de quedarse con el segundo puesto. Para eso debe esperar que Pinocho no le gane a Banfield o superar a Hebraica en el partido suspendido.

Hizo campaña para campeón, pero como vimos en notas anteriores la casi perfección de Kimberley hizo que aún con el puntaje de Barracas, haya terminado todo una fecha antes.

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba