PRIMERA A

BARRACAS SE AFIRMA EN LA CIMA

El equipo dirigido por Pedro Baiza venció 7 a 3 a River en cancha de Pinocho y sigue en lo más alto del certamen. Tras un primer tiempo parejo, donde su rival fue superior, supo darlo vuelta en el complemento y se llevó el triunfo. El ‘millonario‘, que venía de eliminar a Boca por Copa Argentina,  quedó lejos de la zona de playoff.

El envión anímico que significó ganarle al ‘xeneize’ entre semana, influyó en el inicio del partido y los dirigidos por Ale Pérez hicieron todo bien, firmes y concentrados en la marca y letales en el arco de Mati Quevedo. Con un golazo de volea de Lucas Mejuto y otra definición de Santi Ramos, el local se puso 2 a 0 arriba y parecía que no le perdería pisada a América y Villa La Ñata (ambos habían ganado) en la pelea por el octavo puesto para ingresar al playoff. Pero Barracas, que venía de tres encuentros sin conocer la victoria, supo reaccionar y llegó al descuento antes del descanso por intermedio de Nacho Cozzi.

En el segundo tiempo el puntero mostró la versión que lo ubica en lo más alto del torneo y River volvió a exhibir esos baches que lo dejan en la mitad de tabla. Barracas lo empató enseguida tras una contra que definió Cozzi y a partir de ahí el trámite fue otro. En una ráfaga los Baiza se pusieron arriba y sacaron dos goles de diferencia con un doblete de Oscar Borghetti, el primero con caño y picada incluida.

Con las cosas 4 a 2 el ‘millonario’ fue en busca del descuento y el partido se quebró cuando Mejuto se iba a mano con Quevedo, Cozzi lo camiseteó y Fernando Laballós le mostró la amarilla. Javi López, quien ya estaba amonestado, corrió hasta la otra área para protestar y el árbitro le mostró la segunda amarilla.

Con un hombre más el ‘barraqueño‘ supo aprovecharlo y Angel Claudino venció la resistencia de Tomi Rodríguez para estirar la ventaja. Ale Pérez dispuso atacar con Nacho Caviglia como arquero jugador y River logró descontar con una joyita de tiro libre que Nico Rolón culminó en la red.

Nuevamente Claudino, esta vez con una soberbia definición en el mano a mano, puso las cosas 6 a 3 y el local se desesperó. Caviglia también se fue expulsado pero su equipo tuvo dos chances para descontar desde los 10 metros. Sin embargo el campeón del mundo Mati Quevedo se lució en las ejecuciones de Rodríguez y de Crocco y logró mantener la diferencia de tres en el marcador.

Sobre el final solo hubo tiempo para que Gabi Ramírez marque el séptimo y para que Barracas vuelva al triunfo luego de tres partidos sin sonreir. El equipo de Pepo Baiza es líder con 67 unidades, tres más que el escolta Kimberley. River por su parte, quedó décimo, a 6 unidades de América y Villa La Ñata, equipos que pelean por la última plaza de cara al playoff.

 

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba