SELECCIÓN

ARGENTINA CAMPEÓN

La Selección Argentina venció 6 a 2 a República Checa en la final y se quedó con la Continental Cup en Kuwait. Es el segundo título en la era de Diego Giustozzi como entrenador.

بطل الأرجنتين o Argentina Campeón o en el idioma que quieran. El conjunto albiceleste jugó un torneo bárbaro, lo ganó con autoridad y sobresalió entre rivales como Brasil e Italia.

Las cosas no empezaron bien para Argentina, a los 45 segundos de juego los checos sorprendieron y Michal Holy anotó el 1 a 0 para los europeos tras una mala salida de Leandro Cuzzolino en defensa. La selección nacional tardó en acomodarse y República Checa tuvo chances para marcar el segundo.

De a poco los dirigidos por Diego Giustozzi lograron imponer su juego, se hicieron dueños de la pelota y llegaron a la igualdad luego de un gran quite del incansable Titi Borruto, que metió una gran corrida y le cedió la conquista a Gerardo Battistoni que acompañaba la jugada.

Con la paridad en el marcador Argentina fue superior, mostró un gran nivel, acorraló al rival y pudo sacar ventaja. Ejerciendo una gran presión alta, Borruto volvió a robar en ataque, le sacaron el gol en la línea y apareció Leandro Cuzzolino para empujar la pelota a la red y marcar el 2 a 1.

Dos cabezazos en el área terminan en gol se suele decir, frase hecha pero real. Córner para Argentina sobre el final de la primera etapa, pase de Kiki Vaporaki, testaso de Lucas Bolo, buena respuesta del arquero Gercak y cabezazo a la red de Alamiro Vaporaki en el rebote para irse ganando 3 a 1 a los vestuarios.

República Checa salió a buscarlo de entrada en el complemento, los de Giustozzi esperaron muy ordenados, defendiendo a la perfección y con un Sarmiento sólido. Tomas Neumann se la jugó con Kovacs como arquero jugador y las llegadas de los europeos fueron varias.

A los 14 minutos los checos llegaron al descuento y parecía que se vendría el vendaval, con Gercack adelantado y tras la fortuna en un rebote fue Michal Seidler el que venció a Sarmiento y encendió la alarma. Sin embargo Argentina no se dejó amedrentar, aprovechó un error en ataque de los europeos y Kiki Vaporaki marcó un golazo desde su propio campo para estampar el 4 a 2.

giustozzi

Esa nueva diferencia de dos golpeó a los checos, se fueron de partido y el equipo argentino lo liquidó. El gran capitán Fernando Wilhelm, ese que volvió a vestir la casaca albiceleste luego de tres años,  de volea y desde campo propio también anotó otro verdadero golazo y sentenció el pleito. Solo quedó tiempo para escuchar el “dale campeón” desde el banco y las tribunas y para que Leandro Cuzzolino firme su doblete, también sin arquero y desde atrás de mitad de cancha.

Fue 6 a 2 final, Argentina se llevó la copa con autoridad, fue un campeón con todas las letras y en un año de trabajo ha mostrado un cambio sensacional. Un ciclo que lleva dos títulos en 8 meses y que promete un gran futuro, con Giustozzi a la cabeza y un grupo de jugadores, que comprenden y plasman a la perfección lo que pide el entrenador. Felicitaciones campeones!

Mirá los goles

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba