PRIMERA A

«APOSTAMOS UNA CENA»

Este fin de semana en Boedo volverá a disputarse el clásico entre San Lorenzo y Huracán luego de 8 años y A Dos Toques dialogó con los referentes de ambos equipos. Mariano Quintairos y Lucas Curcio, rivales adentro de la cancha, pero amigos afuera contaron sus sensaciones y ya palpitan el gran choque del sábado.

Mariano Quintairos es hincha y símbolo del Ciclón puntero, por su parte Lucas Curcio es fanático del Globo que este año volvió a Primera. Ambos jugadores se enfrentaron varias veces en inferiores, compartieron equipo en las juveniles Sub 17 y Sub 20 de Argentina, se reencontraron en el Boca campeón del Nacional en 2014 y comparten otra pasión, juegan juntos en Uspallata, un equipo de fútbol de campo que participa en la Liga de Flores.
“No voy a contar que en Cuarta División salimos campeones invictos y ellos fueron segundos y también invictos, por favor no me pinches”, atacó Lucas Curcio de entrada. Sin embargo Mariano Quintairos no tardó en responder y le tiró el historial encima. “Les llevamos varios partidos, nosotros fuimos bicampeones”. Sobre la amistad el goleador azulgrana contó que “ya teníamos una relación de haber  jugado en contra y de la selección sub 17 y sub 20, pero la amistad nace jugando para Uspallata un grupo de amigos y de ahí nació la amistad”. Mientras que ala del Globo agregó que “después la amistad fue creciendo cuando estuvimos en Boca y hasta pudimos compartir unos días de vacaciones”.

 

El clásico volverá a jugarse luego de 8 años, será este sábado a las 20 hs en el polideportivo Roberto Pando de Boedo y solo con público local. “Lo espero tranquilo, sabiendo que es una semana importante, estamos entrenando duro para llegar de la mejor manera. Va a ser un partido muy parejo, el cual se va definir en detalles y donde espero que nosotros nos vayamos ganadores, vamos a tomar las riendas del partido por el hecho de que somos locales, de que jugamos antes nuestra gente y queremos regalarle una victoria” explicó Quintairos. Mientras que Curcio, sabiendo que visitan al puntero, se mostró cauto: “Lo vivo con ansiedad, es muy lindo volver a jugar el clásico después de tantos años y encima nos agarra en un muy buen momento a los dos equipos. Supongo que va ser un partido cerrado y se va llevar los tres puntos el que menos se equivoque y la verdad que nosotros vamos en busca de los tres puntos, pero la presión la tiene el puntero del campeonato jugando nuevamente en Boedo”.


A la hora de darle un mensaje a los hinchas, los dos jugadores coincidieron “que sea un clásico sin violencia, que en un futuro no muy lejano puedan compartir una cancha de futsal las dos parcialidades, porque mucha de la gente de la que nos va a ver son familiares y amigos que van a todos lados y se pierden un partido hermoso” contó el goleador Quemero. Por su parte el referente del Ciclón dijo que “ojalá la gente nos acompañe y que haya un gran marco porque la idea es que sea un lindo espectáculo, que la gente pueda venir a disfrutar del clásico y que gane quien gane sea todo en paz. Y como bien dijo Luquitas, ojalá algún día se pueda hacer con las dos parcialidades que para nosotros no hay nada más lindo que tener a nuestros seres queridos en la tribuna apoyándonos”.

Para terminar y con un tono humorístico el periodista propuso una apuesta en vivo y enseguida se pusieron de acuerdo: “Apostemos una cena, el que gana elige el lugar”.

«APOSTAMOS UNA CENA»
Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba