SELECCIÓN

ALEGRIA NAO TEM FIN

Argentina venció 3 a 2 a Brasil a falta de 14 segundos y se consagró campeón de la Copa de las Naciones que se disputó en Uberlandia. Santiago Basile, con un doblete sobre el final fue le gran héroe. Es la primera vez en la historia que la albiceleste le gana a la canarinha en su propia tierra.

El antecedente más cercano, marcaba que Brasil le había ganado 2 a 0 a Argentina hace dos semanas atrás en los Juegos Odesur de Santiago de Chile, sin embargo el saldo no había sido tan negativo. Los dirigidos por Diego Giustozzi habían jugado de igual a igual y se notó que el cambio, de a poco, comenzaba a dar sus frutos.

Argentina debía ganar esta mañana si quería hacer historia, con el empate los de Ney Pereira gritarían campeones, ya que igualaban en puntos pero tenían mejor diferencia de gol. De entrada elequipo albiceleste presionó, jugó corto y tuvo chances para marcar. Creo cuatro situaciones de gol claras, pero entre el palo y Rennan mantuvieron el cero en el arco brasilero.

Brasil soportó el sofocón y con el empuje Rodrigo y empezó a generar juego. El capitán ganó en velocidad, desbordó y asistió a Sinoe para que ponga el 1 a 0 a los  7 minutos. Argentina sintió el impacto y el equipo local se agrandó, comenzó a jugar mejor y en seguida llegó al 2 a 0 gracias a un rebote que capturó Genaro.

Le costó volver al partido al equipo de Giustozzi, se encontró dos goles abajo en el marcador en un encuentro que merecía ir ganando. Brasil pudo haber marcado el tercero, tras una gran pared entre Rodrigo y Sinoe, fue Jonathan el que no pudo finalzarla debajo del arco. Era el 3 a 0 y partido liquidado, pero Argentina siguió con vida y se fue 0-2 al descanso.

En el inicio de la segunda etapa se vio lo mismo que al comienzo de la primera. El equipo Nacional salió a llevarse por delante al rival y creo varias situaciones. Ya lo había dicho Giustozzi “Este Brasil juega pero te deja jugar”, y eso fue lo que pasó. Rennan se lució ante Taffarel y luego le sacó una terrible pelota del ángulo a Francini, el “1”parecía una muralla en el arco y comenzaba a erigirse en figura.

Brasil no encontraba la pelota y fue todo de Argentina, faltaban 8 minutos y al fin se pudo quebrar la resistencia verdeamarelha. El remate de Francini (clave con su garra en la remontada) se le metió a Rennan y nuestra selección logró el descuento. Los de Ney Pereira se cargaron de faltas y enseguida llegaron a la sexta, Basile ejecutó desde los 7 metros pero el arquero tapó muy bien.

Quedaba muy poco y el equipo albiceleste acorraló al rival. Presionó bien arriba y generó el error. Rodrigo perdió una pelota increíble y Basile no perdonó, remató al primer palo y anotó el 2 a 2 a falta de cinco minutos. El empate preocupó a los rivales pese a que les daba el título, Ney Pereira pidió minuto y trató de acomodar las cosas.

El tramo final fue más que emocionante. Primero Basile tuvo el tercero pero Rennan salvó mandando al corner, en la contra el palo salvó a Sarmiento tras un remate de Sinoe. Faltaban tres minutos y Giustozzi decidió ir por la gloria, mandó a Basile como arquero-jugador y fue en busca del triunfo. Así fue como el equipo movió muy bien la pelota, generó el espacio para Santos quede solo, tuvo el gol, pero Rodrigo con el pecho salvó en la línea.

Quedaban menos de treinta segundos y los torcedores que se acercaron al Estadio Tancredo Neves ya festejaban un nuevo título para los locales. Sin embargo el equipo no se dio por vencido y estaba decidido a escribir un día histórico para nuestro deporte. Basile recibió por la banda derecha, acomodó para la izquierda y su remate se metió en el segundo palo de Rennan. Cuántas cosas habrán pasado por su cabeza en esa carrera loca para festejar con sus compañeros, Argentina le estaba ganando a Brasil por primera vez en su casa.

A menos de 10 segundos los locales fueron por la heroica con arquero jugador, tuvieron el último remate pero la pelota cayó en las manos de Sarmiento. El arquero hizo volar la pelota por el aire, sonó la chicharra y se desató la locura. Argentina es el Campeón de la Copa de las Naciones. 

Las lagrimas del final marcan un hito relevante en la disciplina. El cambio está en marcha, el equipo mostró personalidad, estilo y dejó un sello. De la mano de Giustozzi le jugó de igual a igual al campeón del mundo, lo superó y dio la vuelta olímpica en su casa. Los locales no quedaron conformes con su selección, se fueron pidiendo por Falcao y aguardan a que se resuelva la crisis de sus ídolos con la Confederación Brasilera de Fútbol Sala.

En el primer turno Paraguay le ganó ajustadamente a Chile por 3 a 2. La “roja” dirigida por Vicente De Luise tuvo un gran primer tiempo y se fue arriba en el marcador con conquistas de Reyes y García. Sin embargo la experiencia del equipo de Chilavert se impuso en el complemento y con goles de Díaz Flores, Richard y Cholo.

 

 

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba