PRIMERA A

A LO CAMPEÓN

Boca le ganó a Caballito el partido más difícil en lo que va del semestre y se encamina derecho al título. Le sacó 8 puntos a su rival (le quedan 12 por jugar) y su máximo perseguidor matemáticamente hablando sería El Porvenir, que luego de su victoria frente a Racing, quedó a 9 puntos del Xeneize con la misma cantidad de partidos (ambos tienen 6 encuentros por delante).

En todos los torneos siempre se necesita esa cuota de suerte que tienen los campeones y Boca la tuvo hoy, justo contra su máximo perseguidor. No porque haya ganado de suerte, pero el Xeneize no jugó cómodo y el culpable de eso fue justamente su rival de turno, Caballito.

Si bien Boca fue el ganador y lleva un puntaje sensacional, sin haber resignado unidades en lo que va del torneo, sería injusto no hablar del trabajo realizado por el “Verde” que hasta el minuto 39 le iba empatando a este Boca repleto de figuras y pudo haberlo ganado o mínimamente empatado.

La típica frase futbolera, lo puede ganar y lo puede perder parece hasta obvia, pero esa era la sensación que se veía de afuera. Boca no pudo dominar como lo vino haciendo en todo el torneo, y Caballito no tuvo situaciones claras para ponerse en ventaja, por eso, el empate parecía que iba a ser el resultado final, o que alguna distracción marcaría el destino del encuentro. Finalmente no fue una distracción y si una individualidad, esas que hoy le fueron esquivas a los de Meloni por la férrea marca de los de Calderón y los habilidosos no pudieron quedar en situación claras de gol tantas veces como en otras oportunidades, pero llegó en el momento que tenía que llegar. A menos de un minuto del epílogo,el que desató la locura fue el 9, el máximo goleador de la selección Argentina, Santiago Basile, para poner el 2 a 1 que deja a Boca muy cerca de recuperar el trono hoy en manos de Pinocho.

Los primeros minutos marcaron lo que iba a ser el desarrollo del partido y se mantuvo a lo largo del encuentro. Marca agresiva y presión constante de Caballito lograraron generar muchas impresiciones de los mejores del futsal argentino como Lucho y los Vaporaki.
El gol de Alamiro tranquilizó a los Xeneizes pero lejos estuvo de sacar del molde a Caballito, que si bien se fue al descanso con el 0-1, siguió con la misma idea y el segundo tiempo fue un calco del primero, pocas llegadas, muchas faltas de ambos lados y pocas situaciones de gol. Una confusión en el fondo azul y oro le permitió a Gimenez empatar el pleito a 7 minutos del final.

A partir de allí todo podía pasar, a Boca se lo notó tranquilo pero impreciso, mientras que Caballito se defendía pero de contra también intentaba preocupar a Loreto.

Cuando los minutos pasaban, ambos se cuidaban de no cometer la sexta y el empate parecía el resultado final. Pero apareció Santi Basile para desatar la euforia Xeneize que volvió a ganar, llegó a 11 partidos de manera consecutiva y se encamina a un nuevo título a nivel local.

La polémica de la noche, fue que posterior al gol de Basile, todo el equipo incluso Loreto pasaron a festejar el gol del lado visitante. Cuando estaban volviendo a ocupar sus lugares en el campo, Caballito sacó rápido y patearon sin arquero al arco, entrando la pelota, pero Ghibaudi no lo convalidó.

Finalmente fue 2 a 1, que a Boca lo deja cerca del título y a Caballito con la conciencia tranquila que jugó un verdadero partidazo y demostró porque es el escolta en este Apertura 2013.

 

Click para comentar

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Arriba